Un engaño el control inflacionario

No suben los precios pero se venden kilos incompletos: CMA

Luego de señalar que el control de la inflación en México “es una auténtica simulación”, Carlos Maza Arévalo, consejero de la Canaco, afirmó que el “truco” está en que los precios se han mantenido, pero la cantidad de producto ha disminuido.

“Usted va a un centro comercial, toma una bolsa de frijol, está al mismo precio que hace unos meses, pero si revisa bien el contenido, son bolsas de 900 gramos”, puso de ejemplo.

Pasa lo mismo con una gran cantidad de productos básicos que la gente adquiere. Son los mismos productos, el mismo precio, pero menos contenido. Esto, dijo, “es una perversa simulación porque la gente es la que tiene que pagar el precio de una inadecuada economía, mal planeada y peor ejecutada”.

Consideró que si bien, existen factores externos a México que han empujado a la modificación de variables como el precio del petróleo y el tipo de cambio, también es cierto que de manera interna, hay profundas deficiencias que han agravado la situación económica de los más pobres.

“Las condiciones internacionales, claro que influyen en los países por la globalización de las economías, pero estas crisis no a todos les pega igual y ahí es donde en México tendrá que haber mejores políticas que permitan enfrentar más exitosamente los embates internacionales, sin frenar el crecimiento económico”.

Se refirió a las políticas de contención del tipo de cambio, a la falta de un verdadero ajuste presupuestal que le pegue, no a los pobres sino a la burocracia, y a un grupo de variables que son indispensables modificar, para hacer frente a la crisis internacional.

“Las variables económicas están prácticamente manipuladas, la inflación dicen que está controlada pero nadie compra. Los salarios, esperábamos incrementos altos, pero también se manipularon, estancando su poder de compra, en resumen, somos un país que ha perdido muchas décadas experimentando modelos económicos y sus variables, sin llegar a la solución de fondo, que es la de brindar mejores condiciones de vida para sus habitantes.

Se refirió además a la deficiente infraestructura que existe en el país, en donde no se cuenta con servicios de calidad para la producción.

“No hay un ferrocarril que economice la movilidad interestatal, no se cuenta con carreteras confiables; las ciudades, todas, acusan vialidades con baches, todo ello, lo único que nos dice es que seguimos siendo un país subdesarrollado, por más campañas que nos pongan de que vamos bien”, dijo el especialista en economía.

Hay temas pendientes en prácticamente todos los renglones sensibles de los mexicanos como la falta de una buena educación, servicios de salud integrales y con calidad, un sistema de pensiones muy vulnerable, factores que hoy están a prueba ante la crisis, y que lamentablemente “salimos reprobados”.

Agregó que uno de los problemas más serios y más sensibles que enfrenta el país se llama corrupción. Sobre este tema no ha habido hasta ahora una propuesta de fondo, que ataque verdaderamente el origen y la fuente de la corrupción.

“Se siguen viendo casos tan lamentables como el del ex gobernador Moreira, y el mensaje que el gobierno manda a los mexicanos es: ‘aquí en México no te va a pasar nada, tú roba, defrauda, que no habrá autoridad que te castigue’”, consideró Carlos Maza, al tiempo en que se pronunció por la restauración del estado de derecho y el cambio en las reglas de distribución de la poca riqueza que se genera, para abatir la pobreza que avanza a pasos agigantados.