Claudia Guerrero, Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 1-Sep .- Mientras la Oposición acusó al Presidente Enrique Peña Nieto de encabezar un Gobierno corrupto e incapaz de defender a los mexicanos ante los ataques del republicano Donald Trump, sus aliados del PRI y el Verde salieron en defensa del titular del Ejecutivo y su familia.
Durante la sesión de Congreso General, legisladores del PAN, el PRD, Morena y MC cuestionaron los malos resultados de cuatro años de Gobierno.
A nombre de los panistas, el senador Fernando Herrera aseguró que Peña Nieto simplemente no puede.
“Este Gobierno es profundamente corrupto y totalmente incompetente. México es noticia en el mundo por su desgracia, por su corrupción, por su olor.
“Lo primero que debemos de decir después de estos cuatro años de Gobierno es precisamente que ese poder no puede”, señaló.
Al condenar el trato otorgado a Donald Trump, Herrera sostuvo que la posición de Peña Nieto no fue ni vertical ni honrosa frente a un personaje que insulta a los mexicanos.
“Peor aún, en lugar de exigirle que pida perdón a los mexicanos, lo metió a Los Pinos, le estrechó la mano y le tendió la mesa. México quedó humillado y ofendido. Se traicionó el sentir nacional”, reprochó.
El senador perredista Fernando Mayans sostuvo que a este Gobierno “le quedó grande el País”.
“Las limitaciones del Gobierno se han hecho visibles y han terminado por inmovilizar a la Nación.
“Allí están la corrupción, el nepotismo, el espíritu cortesano, las camarillas, el compadrazgo, entre otros vicios”, señaló.
Mayans también criticó a Peña Nieto por invitar a Trump a Los Pinos.
“Los mexicanos decimos no, no, a Trump y a sus estupideces. La patria se defiende, no se vende”, dijo.
Rocío Nahle, coordinadora de la fracción de Morena en San Lázaro, sostuvo que Peña Nieto llega a su cuarto año con un pésimo balance de su gestión.
“Es producto de la corrupción, la violencia en las calles, la inseguridad y la incapacidad para combatir a la delincuencia organizada”, expuso.
Clemente Castañeda, diputado de Movimiento  Ciudadano, afirmó que haber recibido a Trump prueba que Peña Nieto no tiene miedo al ridículo.
“Cuando pensábamos que ya había tocado fondo, el Presidente nos recetó a los mexicanos las 36 horas más indignantes de la historia reciente del País con su invitación a Donald Trump, que ha propagado un discurso de odio en contra de los mexicanos”, afirmó.

Visto bueno
A nombre de su bancada, la diputada priista Silvana Beltrones elogió a Peña Nieto por arriesgarse a impulsar las reformas que necesita el País.
Respecto a la visita de Trump, la hija de Manlio Fabio Beltrones ofreció el respaldo de su partido a la diplomacia del Gobierno federal.
“Sobre la política exterior e interior del Gobierno, en el PRI compartimos la preocupación, el esfuerzo, el trabajo del Presidente por procurar el bienestar y la defensa de los mexicanos adentro o afuera del País”, expresó.
El coordinador de los diputados del PVEM, Jesús Sesma, reprochó a los ataques contra Peña Nieto y su círculo cercano, acusado de presuntos actos de corrupción.
“Siempre se ha enfrentado a la verdad, sin importar que las críticas en su contra hayan llegado incluso a faltarle el respeto a su familia.
“¿Quién de nosotros dejaría que se metan con sus hijos, con sus hijas, con sus esposos o con sus esposas de la manera que se han metido con la familia del señor Presidente” A esas bajezas han llegado algunos sólo para tratar de sacar ventaja política o como venganza por haber perdido un privilegio económico”, aseveró.