En las últimas horas, dos adolescentes fueron víctimas de los “tumbadores”, quienes los golpearon de manera brutal a fin de despojarlos de sus pertenencias.
En uno de los casos, un joven fue herido de un navajazo, por un grupo de malvivientes que integran una banda pandilleril denominada “Los Guerrillas”.

LO “PICAN” PARA ROBARLE SUS PERTENENCIAS
Aproximadamente a las 22:50 horas del lunes pasado, un jovencito identificado como José Luis de 17 años, con domicilio en la colonia Emiliano Zapata, fue golpeado y “picado” con una navaja, por un grupo de 10 pandilleros que lo despojaron de una cachucha y una cadena metálica.
Los hechos se registraron en la avenida Siglo XXI Oriente y esquina con la calle Atotonitlán, en el fraccionamiento Solidaridad I.
Una vez que el jovencito fue despojado de sus pertenencias, los “tumbadores” escaparon corriendo.
Por su parte, José Luis a pesar de resultar herido, logró caminar hasta la calle Sol, en el fraccionamiento Cielo Claro, donde pidió ayuda a una persona.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos y la ambulancia UE-58 de Bomberos Municipales, cuyos paramédicos atendieron al adolescente lesionado, sin que se requiriera su traslado a recibir atención médica.

DETIENEN A “TUMBADOR”
Un delincuente juvenil consumó un robo con violencia tipo “tumbador”, al despojar a un adolescente de un teléfono celular y de una cuchara de albañil, tras propinarle una golpiza.
Cuando el “tumbador” se daba a la fuga, se encontró con motociclistas de la SSPM y fue detenido por policías preventivos.
Los violentos hechos se registraron el martes a las 14:00 horas, cuando un jovencito de 14 años, quien vive en el fraccionamiento VNSA, caminaba por la avenida Rodolfo Landeros Gallegos, en la colonia Los Pericos.
Al llegar a la altura de la calle Cultura Otomí, fue interceptado por un malviviente de aspecto cholo, de 14 años, quien le exigió le entregara su teléfono celular.
Debido a que la víctima se negó, el delincuente comenzó a golpearlo y lo despojó del celular y de una cuchara de albañil que llevaba consigo.
Ya con el botín en su poder, el delincuente comenzó a correr para darse a la fuga, pero se encontró con dos moto-patrullas del Grupo “Centauro” de la SSPM, cuyos agentes lograron interceptarlo y detenerlo.
El sospechoso fue trasladado al edificio de la Dirección de Investigación de Delitos, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público.
Cabe destacar, que el jovencito que era acompañado por su progenitor, también acudió ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General para presentar la denuncia penal correspondiente.