En las últimas horas se registraron dos robos con violencia tipo “tumbador”, en calles del fraccionamiento México y en el fraccionamiento Ferronales.
En ambos casos, los “tumbadores” utilizaron navajas para amagar a sus víctimas y despojarlas de sus pertenencias.
A pesar de que policías preventivos implementaron una serie de operativos para detener a los asaltantes, no se logró ubicarlos.

LO “TUMBAN” EN EL FRACC. MÉXICO
Uno de los atracos con violencia se registró a las 15:18 horas del martes, en la avenida Aguascalientes Sur esquina con la calle Tamaulipas, en el fraccionamiento México.
La víctima es el joven Héctor Michael “N” “N”, con domicilio en el fraccionamiento Villerías.
Esta persona caminaba por la avenida Aguascalientes Sur, cuando al llegar a la esquina con la calle Tamaulipas, fue interceptado por dos sujetos desconocidos. Uno de ellos lo amagó con una navaja, al tiempo que le exigió que le entregara sus pertenencias.
Como el peatón se resistió, los dos sujetos comenzaron a golpearlo en diferentes partes del cuerpo, para despojarlo de un teléfono celular valuado en 1,800 pesos y una cartera donde llevaba 1,500 pesos en efectivo.
A pesar de que el asalto se registró en presencia de varias personas, nadie se atrevió a intervenir por miedo a ser agredidos a navajazos.
Ya con el botín en su poder, los hampones se dieron a la fuga corriendo hacia la colonia Ojo de Agua.
Al lugar del atraco acudieron policías preventivos y una ambulancia de Bomberos Municipales, cuyos oficiales atendieron al joven golpeado.

EN FERRONALES LO ASALTAN
Posteriormente, a las 17:30 horas, se registró otro asalto en el fraccionamiento Ferronales.
La víctima es Guillermo “N” “N”, quien vive en el fraccionamiento Residencial Alameda.
Esta persona caminaba por la calle Felipe Pescador, cuando lo interceptó un “tumbador” y tras colocarle una navaja en el abdomen le pidió que le entregara sus pertenencias.
Al percatarse que no había nadie que pudiera ayudarlo y a que el delincuente se mostraba muy violento, Guillermo “N” “N” decidió entregarle dos teléfonos celulares valuados en 15 mil pesos.
Ya con el botín en su poder, el “tumbador” se dio a la fuga corriendo con rumbo desconocido. En este caso también hubo un operativo por parte de policías preventivos, pero no se logró dar con el paradero del peligroso sujeto.
Las víctimas acudieron al edificio de la Dirección de Investigación de Delitos, donde presentaron las denuncias ante el agente del Ministerio Público, quien inició las Carpetas de Investigación correspondientes.
Agentes del Grupo Anti-Asaltos de la PME ya se encuentran realizando las investigaciones, a fin de identificar y detener a los peligrosos “tumbadores” que se encuentran prófugos.