Silvia Guerra

En las últimas horas del día de ayer, martes 8 de noviembre de 2016, sabremos cuál será el rumbo que tomará los Estados Unidos y el mundo entero. Al momento de escribir este artículo, se desconoce aún el resultado de las elecciones presidenciales de este país. Algo que desde hace tiempo me incomoda es el pensar en la absurda verdad de que un hombre con los alcances, perfil y características del Sr. Donald Trump, haya podido llegar a ser candidato a la presidencia de los Estados Unidos. De verdad que ni en mis sueños más exóticos lo hubiera creído posible.

Me he preguntado una y otra vez cómo un hombre tan amante de la locura y de lo absurdo, se ha podido mantener fuerte en una carrera que se me hubiera antojado para él perdida, si se hubiera filtrado la razón. ¿Qué fórmula guajira tendrá bajo la manga? El día de hoy leyendo unos artículos, di respuesta a esta pregunta. Permítanme brevemente compartirles lo que expone Scott Adams como: “Los secretos de persuasión de Donald Trump”.

  1. Entender que la gente es mayormente irracional.

Adams dice, “La gente no está cableada para ser racional. Nuestros cerebros evolucionaron, simplemente para mantenernos con vida, no para proporcionarnos la verdad.”

  1. Apelar a las emociones.

“Trump ignora completamente la realidad y el pensamiento racional, favoreciendo en su lugar el atractivo emocional; dice cualquier cosa que le pueda dar los resultados que desea. Entiende al ser humano como 90% irracional y actúa en congruencia a ello.”

  1. Cuando apelas a las emociones, los hechos no importan.

De acuerdo a Adams, “Trump sabe de psicología, por lo que sabe que nunca nadie ha votado por un presidente basándose en su habilidad para recordar hechos o datos; el voto de la gente está basado en la emoción. Punto.”

  1. Si los hechos no importan, no podrás equivocarte.

“Si entienden de persuasión,” comenta Adams, “Trump tiene la mayor parte del tiempo el tono perfecto. Ignora todo pensamiento racional y objetivo que sea innecesario y, ataca incesantemente con lo que importa: las emociones.”

  1. Deforma la realidad, hasta que obtengas lo que deseas.

“Un maestro en la persuasión deformará la realidad hasta que obtenga lo que desea. Trump ya lleva la mitad del camino.”

  1. Domina la política de la identidad.

Adams comenta, “Una identidad es el nivel más poderoso de persuasión. La única forma de ganarle a eso es con juego sucio o con una identidad más poderosa aún. Trump casi domina la identidad de los Americanos, Machos Alfa y Mujeres que gustan de los Machos Alfa. Clinton va bien dominando las identidades de mujeres molestas, machos beta, inmigrantes y minorías sin derechos. Si fuera un juego de poker, ¿qué mano se vería más fuerte en una elección nacional?”

¿Será realmente un maestro en el dominio de la persuasión o simplemente es un brillante golpe de suerte lo que lo ha llevado hasta donde está?

Nos vemos la próxima semana.

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx