Conforme transcurren los días y se acerca noviembre, crece la preocupación en el mundo entero y específicamente en nuestro país, ya que el candidato republicano a la Presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, continúa subiendo sus números en las últimas encuestas desde que la candidata demócrata Hillary Clinton sufrió una especie de desmayo la semana pasada.
El pensamiento generalizado, ha permeado de tal manera que no conozco persona alguna a la que no le indignen y le preocupen las acciones y propuestas políticas sostenidas por el candidato republicano, mismas que se han caracterizado por ir en contra de la migración, amenazar el orden mundial y la ruptura de relaciones comerciales, revocar o modificar tratados internacionales como el Tratado Libre de Comercio, denostar a la mujer, entre muchas otras. Todo esto, acompañado siempre de una actitud agresiva, vulgar e improvisada.
Los efectos colaterales que todo esto ha traído, han ocasionado que nuestra moneda pierda valor frente al dólar y alcance máximos históricos. Ante la probable llegada de miles de comentarios infundados, vale la pena desligar en primer lugar las actuaciones del recién nombrado secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade Kuribreña. De manera tal que se pueda comentar de manera sucinta, el porqué del comportamiento de nuestra moneda.
Al día de ayer, el tipo de cambio en ventanillas bancarias alcanzó los siguientes precios: Banamex 20.00 pesos a la venta, BBVA Bancomer 20.08 pesos, Santander 20.00 y Scotiabank 19.97. Tras un análisis de las cifras anteriores, resulta más que obvio comprender que la tendencia indica que el dólar superará los 20 pesos en cotización interbancaria durante los próximos días.
Resulta sencillo encontrar algunas de las causas por las cuales el precio del billete más conocido a nivel mundial ha subido de precio en nuestro país y en una gran cantidad de monedas que lo usan como referencia. Las causas representan un probadita del evidente clima de nerviosismo que se vive por las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos de Norteamérica y la posibilidad de que el candidato republicano, Donald Trump, llegue a la Casa Blanca.
El miedo nos ha permeado y esto no debe de ser así, a pesar de que la ventaja de Hillary Clinton se ha cerrado a menos del 2.0%. Debemos tener confianza en nuestro mercado, evitar la compra desesperada de dólares y confiar en el manejo responsable que se ha venido logrando por parte de nuestras autoridades en la materia. Tal y como se anunció: estamos a una semana de que el Banco de México dé a conocer importantes decisiones de política monetaria, confiemos en nuestras autoridades y confiemos en que desde nuestras respectivas trincheras también podemos hacer mucho por evitar que señores como Trump leguen y denigren puestos de tan alta envergadura.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com
Twitter: @davidrrr