Truenan empresarios y estudiantes contra ATUSA

En tanto que los empresarios condenaron lo que llamaron “la extorsión de ATUSA”, la inmovilización del 50% de las unidades del servicio de transporte público y reiteraron su respaldo a las autoridades para hacer cumplir la ley, los estudiantes de la UAA, no descartaron realizar movilizaciones en la calle para exigir el respeto al descuento a estudiantes y el no aumento desproporcionado a la tarifa.
Francisco Ruiz López, presidente de la Coparmex y vocero del movimiento Transporte Digno, y Karla Guardado Medina, dirigente de la Federación de Estudiantes de la UAA, condenaron la postura de los concesionarios y demandaron solución de fondo al problema.
Francisco Ruiz López pidió a las autoridades estatales “no ceder ante la extorsión de ATUSA, que lo único que busca es salirse con la suya”, en el pretendido aumento de las tarifas.
Dijo que los concesionarios agrupados en esta asociación “no han dado muestras de querer modernizar el sistema, dado que hay muchas acciones que pueden mejorar sustancialmente el servicio y no implican dinero”, como el cumplimiento de las corridas a tiempo, la cobertura del 100% de los recorridos de las rutas o la limpieza y orden en los paraderos.
Pidió además que se abra una investigación para conocer el paradero de los recursos del Fideicomiso que en la anterior administración estatal se les autorizó. “En ese entonces se autorizó el aumento a la tarifa con la condición de que 25 centavos de cada corrida fueron a parar a un fideicomiso para la modernización del servicio, sin embargo, nadie sabe nada de eso”.
Dijo estar seguro que las autoridades entrantes, desearán conocer qué ha sido de esos fondos que debieron de haberse aplicado a la modernización de los autobuses, sin embargo, nada se sabe y es necesario que se transparente, ahora que hablan de mejorar el servicio.
Agregó que los Concesionarios de ATUSA decidieron de manera arbitraria detener el 50% del servicio público, sin importar que afecte esa determinación a los usuarios del transporte.
“Aguascalientes merece un transporte digno, debe ser prioridad del estado poder brindar un servicio a la altura de las necesidades”.
Dijo que el problema es más grave, ya que el solo hecho de retirar de la circulación la mitad de las unidades y a que, sin necesidad del paro, “cientos de miles de personas se ven afectadas por el deficiente servicio del transporte público, porque hablamos de unidades que no cumplen el mínimo requerimiento, sino que no pueden garantizar el servicio a personas con discapacidad motriz, ni visual o auditiva.
Condenó la presión que hacen los concesionarios quienes no se han preocupado por atender las demandas de la ciudadanía.
Antes de exigir un aumento a la tarifa, los concesionarios deben mostrar voluntad por la mejora del transporte público, en todo aquello que no va ligado al costo del servicio.
Por su parte, la líder estudiantil, luego de rechazar y condenar la actitud asumida por los concesionarios de transporte de disminuir el número de unidades que prestan el servicio, dijo que en los próximos días definirán las acciones a seguir en torno a este problema que afecta directamente a los estudiantes.
“Tendremos reuniones con todos los presidentes de las sociedades de alumnos de las diversas carreras, y entre todos, definiremos las acciones a seguir, pero definitivamente no estamos de acuerdo con el paro ni con el aumento desproporcionado de tarifas ni mucho menos con que retiren el descuento que se nos viene haciendo desde hace décadas”.
Agregó que “si los concesionarios o el gobierno le apuestan a que pronto saldremos de vacaciones, a nuestro regreso, emprenderemos lo que sea necesario hacer para evitar que nuestros compañeros salgan afectados”, sentenció la presidenta de la FEUAA.