Adán García 
Agencia Reforma

MORELIA, Michoacán 27-Jul .- El sector empresarial de Michoacán estalló hoy contra el magisterio disidente, luego de dos meses de movilizaciones y bloqueos, así como contra el Gobierno por no aplicar la ley.
“Demandamos a las autoridades garantizar a la sociedad, a las empresas y a sus trabajadores, las condiciones necesarias para poder cumplir sus objetivos y transitar con plena seguridad en todo el territorio de nuestro País”, expusieron en un pronunciamiento 19 organismos y cámaras empresariales.
“No se puede seguir tolerando violaciones a la ley. La economía de México, sobre todo en estos momentos de complejidad, no puede ser frenada por una minoría que insiste en anteponer sus intereses personales y de grupo”.
Los inversionistas afirmaron que el Estado mexicano tiene la obligación de garantizar la seguridad física y patrimonial de los ciudadanos.
Al dar lectura al pronunciamiento, advirtieron que las acciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) han metido a Michoacán y otras entidades en un complejo contexto.
En el caso de Michoacán, afirmaron, el conflicto ha afectado tanto la imagen como la estabilidad económica, la generación de empleo y el establecimiento de nuevas empresas.
“Hacemos un enérgico llamado a nuestras autoridades para condenar las agresiones al Estado de Derecho, a la sociedad civil y en especial al sector productivo (…) con los bloqueos de carreteras y vías ferroviarias, quemas y retenciones de vehículos de transporte, saqueos, cierres de instituciones bancarias, centros comerciales y toma de casetas de peaje”, emplazaron.
“Nos pronunciamos en contra de las vandálicas y violentas acciones encabezadas por la CNTE y estudiantes normalistas. Exigimos a las autoridades atender de manera urgente esta situación”.
Los empresarios no aceptaron preguntas de los medios de comunicación que fueron convocados a la sede de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en esta ciudad.
El pronunciamiento se da luego de más de dos meses de movilizaciones magisteriales, que ayer bajaron de intensidad ante el diálogo de la CNTE con la Secretaría de Gobernación.