El Consejo de Laicos, a través del coordinador general Juan Manuel López Valdivia, calificó de perversa la iniciativa de reforma del presidente Enrique Peña Nieto, de legalizar la unión de personas del mismo sexo, porque atenta contra la institución de la familia y violenta gravemente la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Subrayó que la familia natural es la célula básica de nuestra sociedad, por ello advirtió que socavarla es violentar la estabilidad social.

Refirió que el pasado 23 de febrero se presentó en el Senado de la República la primera iniciativa de reforma constitucional ciudadana en la historia de México, sobre el matrimonio natural y de la familia natural, acompañada de más de 240 mil firmas.

“Reiteramos y reconocemos en cada humano la dignidad que le es propia, por ello rechazamos cualquier forma de discriminación, agresión o violencia”, agregó.

“Solicitamos a la sociedad y demandamos a las instituciones, el acompañamiento respetuoso de aquéllos que manifiestan una orientación sexual distinta, para que puedan contar con el apoyo necesario y realizarse en plenitud”.

Les recordaron a los legisladores que es su deber escuchar todas las voces de la sociedad y no caer en las imposiciones.

El Consejo de Laicos solicitó al gobernador Carlos Lozano de la Torre, a los legisladores y a quienes aspirar a un cargo de elección popular, se comprometan con políticas públicas y leyes en pro de la familia natural, y no permitan que este tipo de iniciativas que atenten contra la familia, prosperen en nuestro estado.

López Valdivia cuestionó el que se quiera expedir una nueva acta de nacimiento para reconocer la identidad de género y el que se pretenda modificar el Código Civil para permitir la adopción a parejas del mismo sexo, negándoles a los niños el derecho a tener un padre y una madre.