Triunfal reinicio de la temporada peruana para Israel Téllez ante el lleno pletórico de la plaza de toros de Huari donde hoy se pasó una tarde nublada con llovizna lidiándose un encierro de San Pedro que fue bien presentado, cortando el mexicano dos orejas en su segundo, tras sobreponerse al infortunio de que su primer astado se rompió la mano derecha por lo que tuvo que abreviar estando certero con la espada.
Sin embargo con su segundo pudo cambiar la onza regalando una faena variada y muy emotiva desde con el capote, mostrándose certero y espectacular en el tercio de las banderillas.
Ya con la muleta ante un toro que caminaba y transmitía, pero no permitía errores, Israel se ha gustado con largueza en sus trazos en una muestra vibrante con el apasionado toreo de Téllez que conectó fuerte con el tendido al torear por naturales, destacando el temple en su muleta, los anhelos de triunfo en su actuación y la exactitud con la toledana que dejó entera y de efectos rápidos, generalizando la petición de dos orejas que rápidamente Usía concedió.
Al final del festejo Israel Téllez abandonó el coso a hombros como triunfador al lado de Paco Ramos quien se llevó una tercia de trofeos. Juan Carlos Cubas, quien completó el cartel cortó un apéndice.
En Perú se busca de igual manera la inclusión internacional de los niños en las plazas de toros, quienes se tomaron la foto con los toreros haciendo con esto, una positiva y respetuosa petición que fue bien recibida por los ahí presentes.