Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 14-Jul.- El Primer Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa de Morelos es un claro ejemplo de nepotismo.
El Magistrado de circuito de esa entidad, Alejandro Roldán Velázquez, tiene a tres hijos, a una nuera, y a cuatro sobrinas y sobrinos políticos trabajando en el Poder Judicial de Morelos y de otras adscripciones.
Roldán Velázquez está adscrito al Primer Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Décimo Octavo Circuito.
Su caso es un ejemplo del nepotismo que permea al Poder Judicial en el País como documentó REFORMA y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) al revelar el “Estudio sobre Redes Familiares y Clientelares en el Consejo de la Judicatura Federal” que elaboró el consejero de la Judicatura Felipe Borrego.
En el caso del Magistrado Roldán, uno de sus hijos, de nombre Alejandro, es Secretario de Seguimiento de Comités de Ministros en la Suprema Corte.
Otro hijo, Alberto, es Juez de Distrito en el Juzgado Quinto de Distrito en Materias de Amparo en el Edomex y su hermana María Luisa, es Secretaria en el Segundo Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Décimo Octavo Circuito en Morelos.
Tres sobrinas -las hermanas Rojas Olvera– trabajan también en el Poder Judicial de Morelos.