CIUDAD DE MÉXICO 27-Mar .- México marcha perfecto hacia el Hexagonal de la Concacaf y eso, paradójicamente, lo obliga a estar más alerta.

El principal adversario del Tri será el propio Tricolor, sobre todo si se considera que José Manuel de la Torre tuvo un paso inmaculado en la ronda previa al Hexagonal rumbo a 2014 al sumar los 18 puntos posibles, los mismos que Ricardo La Volpe, quien pasó caminando la Eliminatoria de cara a 2006.

Ahora es Juan Carlos Osorio el que tiene a México con un paso ideal, con 9 puntos que lo acercan a una clasificación prematura y como líder en caso de vencer mañana a Canadá en el Estadio Azteca.

Por eso Andrés Guardado, uno de los capitanes, advirtió previo al inicio de esta ronda que el equipo estaba en deuda, que harían pesar el Estadio Azteca y que respetarían a todos los rivales sin importar la jerarquía; una buena manera de vacunarse ante escenarios bien conocidos.

Hace cuatro años, el Tri destrozó a Costa Rica, El Salvador y Guyana, pero en la siguiente Fase no pudo contra los ticos y eso lo tuvo cerca de ver el Mundial por TV.

La situación es tan parecida a la del proceso anterior que incluso coincide el sufrimiento de Estados Unidos, que con apuros clasificó al Hexagonal de 2013 en su último partido y que ahora está fuera de zona de clasificación al marchar tercero de grupo.

En la actualidad, después del encuentro contra los canadienses, México tiene una visita a San Salvador y un duelo contra Honduras en el Azteca para cerrar esta ronda.

Osorio y el Tricolor pisan firme, aunque en una Fase que, salvo en el proceso de cara a 2010, no suele dar dificultades.