Trevi, la eterna rebelde

MADRID.- Con sus medias rotas y el pelo alborotado, Gloria Trevi revolucionó en 1992 a España, nación que recibió a la cantante regiomontana por la puerta grande en sus shows televisivos.
Ahora, 24 años después, la intérprete de “Zapatos Viejos” vuelve al país europeo para participar en “La Voz… España”, reality show en el que ejercerá como coach del cantante andaluz Manuel Carrasco.
En entrevista con Grupo REFORMA, “La Trevi” se define como una rebelde eterna, habla sobre cómo quiere ser recordada y asegura que se preocupa por la inseguridad y la situación que viven muchas mujeres en México.
¿Dónde está La Trevi de pantalones rotos que conquistó a España en los 90?
Aquí está. Lo que pasa es que lo mío no es una moda. Me puedo poner la media rota, pero tiene que ser algo que yo quiera hacer. No lo hago porque me lo imponga el público, porque me sentiría una hipócrita, una caricatura de mí.
“Soy una mujer de 48 años y me encanta mi edad, tampoco quiero verme como una nena mentirosa. Me gusta ser una mujer y creo que estoy entrando en la época de la fruta madura”.
¿Sigue teniendo alma rebelde?
Soy una ‘rolling stone’ la vida entera. Solamente que es muy diferente para una mujer de mi edad hablar de la libertad sexual de la mujer, que para una muchachita de 19 o 20 años. O sea, suena más atrevido en una jovencita que en mí.
¿Cuál es su legado para esta nueva generación de mujeres mexicanas que buscan igualdad?
Me identifico mucho con ellas, porque creo que participé bastante en una revolución para las mujeres, sobre todo en los 90. Yo no soy feminista. Tal vez hubo una época en que lo fui por inmadurez.
“Ahorita soy una persona universal, soy humanista. No creo en una igualdad, sino en hermosas diferencias. Creo que hombres y mujeres tenemos armas diferentes, pero igualmente poderosas.
¿Cómo le gustaría ser recordada?
Depende de quién me recuerde. Quiero que mis hijos me recuerden como una madre súper amorosa, con alegría y también con orgullo; los fans quiero que me recuerden como una amiga, como un pedacito de sus almas; y mis detractores, quiero que me recuerden diciendo: “¡Chingada madre, no pudimos con ella!”.
¿Le preocupa la inseguridad en México?
Desgraciadamente sí, como a todos.
¿Regresará a vivir a México?
Ahí es donde más estoy. Hago la mayor parte de mis giras, de mis presentaciones. Pero, después del secuestro de mi esposo, me siento más segura cuando no estoy en casa y que mis hijos estén en Estados Unidos.
¿Qué veremos en “La Voz… España”?
Ya saben que yo me entrego completamente y es lo que vengo a hacer: Vengo a encariñarme mucho con los dos participantes. Tienen el sueño de alcanzar hoy en día lo que yo alguna vez soñé.
¿Es “La Voz…” también un vehículo para relanzar su carrera en Europa?
¡Claro! Siempre. Cuando vengo a España a hacer una promoción, normalmente estoy en un programa o dos. Y ahora imagínate, aquí en “La Voz…” puedo tener la oportunidad de estar cada semana en los medios.
“También vengo a promover y a comentar mi disco “Inmortal”, porque es la presentación de un concierto en vivo. Está muy padre que la gente lo vaya conociendo y también el tema de ‘Dímelo al Revés'”.
¿Qué significa la palabra “inmortal” para usted?
Es un adjetivo grande. Yo creo que somos inmortales mientras alguien nos recuerde. (Óscar Granados/Agencia Reforma)