La Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) dispuso del traslado, a bordo del helicóptero del Gobierno del Estado, de un paciente con graves quemaduras que debía ser atendido de forma urgente a la ciudad de Guadalajara. La orden la giró directamente el Gobernador del Estado, Carlos Lozano de la Torre.
La aeronave matrícula XC-GEA partió en punto de las tres de la tarde del helipuerto de la SSPE, llevando a bordo al señor Antonio Flores Esparza de 79 años de edad quien la noche del pasado martes resultó con graves quemaduras a causa de un flamazo registrado mientras se encontraba en el interior de su vivienda.
Su avanzada edad, combinada con la presencia de quemaduras de tercer grado en más del 70 por ciento de la superficie de su cuerpo, hicieron necesario su urgente tratamiento especializado de tercer nivel, fueron determinantes para que la delegación del IMSS en la entidad solicitara directamente al mandatario estatal el apoyo para el traslado aéreo del paciente, cuyo estado crítico requería actuar con rapidez.
Personal médico del Instituto Mexicano del Seguro Social trasladó al paciente al helipuerto, desde donde se partió de inmediato hacia la ciudad de Guadalajara. El helicóptero fue acondicionado como aeroambulancia y durante el trayecto, el herido fue acompañado por personal médico a efecto de mantener un monitoreo constante del estado del paciente.
El Secretario de Seguridad Pública Estatal, General Eduardo Bahena Pineda, hizo énfasis que además de las funciones de vigilancia y seguridad pública, el helicóptero asignado a la dependencia a su cargo ha sido instrumento esencial para salvar la vida de personas que, como el caso del señor Antonio Flores Esparza, requieren un rápido traslado a ciudades vecinas para recibir atención especializada vital para su supervivencia.
Cabe destacar que este es el segundo traslado que realiza el helicóptero de la Secretaría de Seguridad Pública en el Estado en menos de un mes, ya que el penúltimo traslado fue el pasado 17 de marzo cuando la aeronave fue acondicionada para llevar a la ciudad de San Luis Potosí a una víctima de una explosión por acumulación de gas en su domicilio de la colonia Rodolfo Landeros.