Claudia Guerrero y Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 25-May .- A meses de entregar la administración, ocho administraciones de los estados con elecciones solicitaron nuevos créditos.
De 18 empréstitos tramitados, Puebla contrató cinco; Oaxaca y Zacatecas, tres cada una; Veracruz y Tamaulipas, dos, y Chihuahua, Sinaloa y Baja California uno por entidad.
Un informe de la Secretaría de Hacienda, entregado a la Comisión Permanente, detalla que el total de estos créditos, contratados entre enero y marzo, representan una deuda de 2 mil 928 millones de pesos.
En primer lugar aparece Zacatecas, con 2 mil millones de pesos, solicitados en febrero a bancos privados.
El segundo sitio es ocupado por Tamaulipas, con 750 millones de pesos, también contratados con una institución bancaria.
En tercero aparece Puebla, con más de 32 millones de pesos, contratados por los municipios de Acatzingo, Tlacuilotepec y Caltepec.
Los municipios de Martínez de la Torre y Paso de Ovejas colocan a Veracruz en el cuarto lugar con más de 31 millones de pesos, y tres municipios más ponen a Oaxaca en el quinto, con más de 2.85 millones de pesos.
Aunque el resto de los estados también contrataron créditos, aparecen en ceros al cierre de marzo pasado.
Estas entidades forman parte un listado más amplio en el que aparecen un total de 13 que contrataron deuda en el primer trimestre del año por 4 mil 32 millones de pesos.
“Del monto total registrado, 12 millones de pesos tienen como destino el refinanciamiento y 4 mil 119 millones de pesos inversión pública”, se indica.
El 86 por ciento de los créditos fueron contratados con la banca múltiple y 14 por ciento con la banca de desarrollo.