José de Jesús López de Lara

Un trailero encontró una trágica muerte, tras ser atropellado por el conductor de una camioneta que conducía a exceso de velocidad y que provocó que perdiera el control.
El fatal accidente se registró a la altura de la empresa Cooperativa Cuauhtémoc, en el kilómetro 22+000 de la carretera federal No. 71 La Providencia, Aguascalientes-Luis Moya, Zacatecas, a la altura del poblado de Carboneras, en el municipio de Tepezalá.
El hombre fallecido fue identificado como José Luis, quien contaba con 36 años.
El trágico accidente se registró el jueves poco antes de las 06:30 de la mañana.
Hasta el lugar de los hechos llegaron policías preventivos de Tepezalá y policías estatales, así como la ambulancia ECO-331 del ISSEA, agentes del Grupo Exterior “Pabellón de Arteaga” de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
De acuerdo a las investigaciones correspondientes, se estableció que durante la madrugada de ayer, el chofer José Luis llegó a la empresa “Cooperativa Cuauhtémoc”, en un tráiler marca Kenworth Kenmex, propiedad de la empresa “Cementera Cruz Azul”, con número económico 344, en color blanco y placas de circulación del SPF, que llevaba un doble semi-remolque tipo tolva.
Una vez que se estacionó, se dirigió a la caseta de vigilancia para solicitar un pase y poder ingresar a dicha empresa, ya que es uno de los requisitos en el protocolo que se tiene implementado.
Cuando caminaba hacia el tráiler que operaba, repentinamente apareció en escena una camioneta de características desconocidas, la cual se desplazaba a exceso de velocidad por la carretera federal No. 71
Al llegar a la altura de la cooperativa, el conductor de la camioneta perdió el control, y se proyectó directamente hacia donde caminaba tranquilamente el chofer del tráiler.
Todo fue tan repentino que José Luis no tuvo tiempo de reaccionar y fue impactado brutalmente por la espalda, siendo proyectado hacia el frente.
Mientras que el chofer cayó muerto a varios metros de distancia, el conductor de la camioneta alcanzó a reincorporarse a la carretera y de inmediato se dio a la fuga con rumbo desconocido.
Como únicas pistas que quedaron, fueron restos de partes automotrices de una camioneta, las cuales fueron aseguradas por peritos criminalistas, a fin de tratar de identificar al cafre homicida.