José de Jesús López de Lara

Un muerto y cinco heridos fue el saldo que dejó un choque por alcance entre una camioneta y un automóvil, los cuales se salieron de la carretera y cayeron a un barranco de aproximadamente 7 metros de profundidad.
El trágico accidente automovilístico se registró el domingo a las 16:05 horas, en el kilómetro 1+500 de la carretera estatal No. 58 en su tramo Calvillito-El Duraznillo.
Lo anterior provocó una intensa movilización de policías estatales y agentes de Proximidad Social, policías preventivos municipales de Aguascalientes, así como Bomberos Municipales, ambulancias del ISSEA y Protección Civil Municipal; además de la unidad 015 de Rescate Urbano de la Cruz Roja.
En el lugar del accidente murió una persona del sexo masculino identificada como Leonardo, de 22 años.
Un reporte a los servicios de emergencia indicaba que en la carretera que conduce al poblado de El Duraznillo, Aguascalientes, se había registrado un choque por alcance entre una camioneta y un coche, que había dejado varias personas lesionadas.
Fueron patrullas de la Policía Estatal las primeras en llegar al lugar del percance.
Los policías estatales se notaron que en un barranco de aproximadamente 7 metros de profundidad, se encontraban las unidades automotrices involucradas, por lo que de inmediato se procedió a ayudar a las víctimas.
Se trata de un automóvil Ford Mustang, modelo 1997, color verde, con placas de circulación de Aguascalientes; así como una camioneta Chevrolet Cheyenne Pick up, modelo 1991, color negro y matrícula de Aguascalientes.
De esas unidades automotrices fueron rescatadas cinco personas lesionadas.
Sin embargo, también se ubicó el cadáver de otra persona de sexo masculino, que salió expulsado de la cabina de la camioneta Cheyenne y quedó tirado sobre la terracería.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron al lugar del accidente los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Se logró establecer que en la camioneta Chevrolet Cheyenne, que era conducida por Leonardo, viajaban sus primos José Francisco, de 24 años y Daniel, de 28 años.
Se desplazaban por la carretera estatal No. 58 y se dirigían al poblado de El Duraznillo, de donde son originarios.
En la misma dirección también circulaba el automóvil Ford Mustang, que era conducido por Manuel, de 25 años y le acompañaban Juan, de 24 años y César Alejandro, de 23 años.
Al llegar a la altura del kilómetro 1+500, el conductor del coche Ford Mustang pretendió rebasar la camioneta a exceso de velocidad.
Pero al llegar a una curva, ambas unidades automotrices colisionaron por alcance, lo que provocó que se salieran de la carretera y fueran a caer a un barranco, donde terminaron por volcarse de manera aparatosa.
Los jóvenes que viajaban en el coche Ford Mustang y que resultaron lesionados, fueron trasladados por la ambulancia UE-10 de Bomberos Municipales a recibir atención médica al Hospital Tercer Milenio.
Mientras que los dos heridos que iban en la camioneta Chevrolet Cheyenne, fueron remitidos en una ambulancia del ISSEA al HGZ No. 2 del IMSS, donde quedaron internados.