Cuando, en 1997, el Toyota Corolla se convirtió en el modelo de coche más vendido del mundo, tras ganarle a una referencia como el Volkswagen Golf, la señal fue clara. El mayor fabricante de coches del mundo hoy en día, la casa japonesa Toyota, lanzaba el desafío a los más grandes, generando un tipo de coche que se renovaría unas 12 veces, la última en el año 2009. Controlando el mercado en Estados Unidos y en Asia, la Corolla llegó a vender 39 millones de ejemplares, todo un hito en la historia de los coches. Y el nuevo modelo, que acaba de salir, ha reforzado su nombre.

Tras haber comenzado a comercializarse en diferentes países, el nuevo Toyota Corolla ha deslumbrado por su renovado frontal, que estrena una parrilla de formato más fina, unos faros más elegantes con luces diurnas LED integradas, unos paragolpes última generación y una parrilla inferior con entradas de aire de mayor tamaño. Detrás también los faros son LED, aunque mantienen el diseño antiguo, mientras que la trasera se completa con una nueva moldura cromada y las llantas de aleación miden hasta 17 pulgadas. En muchas webs se pueden encontrar las mejores piezas de repuesto para coches como el Corolla y otros modelos de Toyota.

En cuanto al interior se ha mantenido el formato del modelo precedente, aunque ahora hay más equipamiento, sobre todo en lo referente a los sistemas de asistencia a la conducción. En este apartado destaca el sistema Safety Sense que permite prevenir o reducir los choques, que incluye diferentes instrumentos como mantenimiento de carril, lector de señales de tráfico, alerta de tráfico cruzado, alerta de precolisión con frenado automático, cambio automático de luces altas, etc. Si hablamos a nivel estético, el interior se es prácticamente el mismo del modelo anterior, con el principal cambio de los mandos del sistema de climatización y la forma redonda de las rejillas de ventilación laterales. Ha sido actualizado el sistema de información y entretenimiento, con la instalación de una pantalla táctil de siete pulgadas con navegador integrado. Además Toyota ha mejorado los materiales y la tapicería, que otorgan más frescura y calidad al conjunto.

El vídeo de cómo  cambiar las discos de freno traseros TOYOTA COROLLA ilustra la sencillez de cambio de piezas en este nuevo coche, una de las apuestas más atrevidas entre los coches modernos, que no sirven solamente para llegar a destinación sino que también tienen que hacer sentir al conductor y al pasajero como en casa. Símbolo de dinamicidad, este vehículo va a arrasar en el mercado como sus versiones antiguas.