La tortilla alcanzó ya hasta los $15 por kilo

El precio de las tortillas ya alcanza hasta los 15 pesos por kilogramo en algunos establecimientos, afirmó el representante en la entidad de la Asociación de Industriales de la Masa y la Tortilla, Héctor Pérez Santillán, quien enfatizó que el precio promedio ronda entre 12 y 14 pesos en tortillerías, por los constantes incrementos del gas e insumos.

En contraparte, hay venta en tiendas de abarrotes con precios de hasta 8 pesos pero se trata de alimentos producidos en tortillerías clandestinas con harinas de baja calidad y reuso de tortillas viejas, lamentó.

El dirigente de los tortilleros aseguró que aun cuando se trata de un mercado libre, los altos precios no favorecen a los industriales porque la operación formal no deja margen de ganancia aceptable, ya que las harineras imponen sus precios sin que haya regulación de las autoridades competentes.

Expuso que los precios del maíz y harinas están incrementando considerablemente en lapsos de dos a tres meses, mientras que el gas, como elemento indispensable, tiene alzas constantes que no favorecen al sector.

“El precio del maíz está carísimo, y la harina acaba de subir 500 pesos, no se pueden mantener los costos, y no se puede trabajar por trabajar, el litro de gas ronda los 6.50 pesos. El maíz cuesta 5,500 pesos por tonelada, y la tonelada de harina sobre los 10,500 pesos. Es ilógico subsistir de manera formal con bajos precios”, consideró.

Lamentó que las compañías harineras sigan controlando los precios en forma monopólica, sin que las instancias gubernamentales como la Secretaría de Economía y la Comisión Federal de Competitividad tomen cartas en el asunto.

Enfatizó que los precios de tortilla varían de acuerdo a las regiones de manera primordial por su nivel económico, aunque enfatizó que en el norte del estado, como en la ciudad capital la variación se ubica entre 12 y 14 pesos.

Advirtió que la operación con costos por kilogramo de apenas nueve pesos resulta inverosímil, al considerar que se tiene que asumir gastos por pago de agua, energía eléctrica, lo que evidencia una operación irregular principalmente por las madrugadas, con baja calidad, y reciclaje de tortillas que son vendidas en las primeras horas de la mañana en las tienditas.