Tomas domésticas, las que más contaminan ríos

El principal foco de contaminación de ríos y arroyos no proviene de las fábricas, sino de las tomas domésticas, cuya dimensión es tan grande que la Comisión Nacional del Agua sólo puede enfocarse directamente en los ayuntamientos como responsables de las descargas residuales a los cauces.
El subdirector de Administración de la gerencia estatal de la Conagua, Pedro Toledo Echegaray indicó que los gobiernos municipales deben verificar a través de sus organismos operadores de agua potable y drenaje que se cumpla con la normatividad, ya que la capacidad de la delegación es insuficiente para sancionar a la totalidad de personas que dirigen sus residuos a los cauces.
Explicó que los ayuntamientos del interior tienen los principales problemas para cumplir con los estándares de calidad del agua que dirigen hacia los cauces, cuya responsabilidad les implica sanciones, pese a que su actuación no es dolosa.
“La verdad es que están muy limitados porque sus organismos operadores no recaudan suficientes recursos, porque la gente no paga es un círculo vicioso, sí se imponen multas, tienen sus plantas, pero tiene fugas, derrames, lo que nos interesa es que corrijan, más que la imposición de multas”.
Señaló que aun cuando la Conagua impone sanciones a los ayuntamientos que por razón de alguna deficiencia no cumplen con la norma al dar tratamiento a sus aguas residuales, es preferible condonarlas, a cambio de que apliquen acciones correctivas en las plantas bajo su operación.
“Hasta en Aguascalientes encontramos tomas directas a los ríos, vamos a Caapama y les decimos que nos apoyen con esa gente para que lo corrijan, es menor el problema, pero cuando una planta de un fraccionamiento falla, hay descargas fortuitas, que no son intencionales”.
Expuso que el principal problema se concentra en el Río San Pedro, porque el agua que corre desde el norte del estado, recibe gran cantidad de descargas ilegales.