Por: Jesús Álvarez Gutiérrez

ciudad-vivaLa película The Internship me pareció ilustrativa para aquellas personas de edad mediana y avanzada que tenemos miedo a lo que huela a tecnología mientras estamos siendo inevitablemente desplazados por ella. Aprendices fuera de línea (título en español) es la historia de dos excelentes vendedores, Billy y Nick, que aprendieron su profesión en la época en que internet se diseñaba a hurtadillas en los sótanos del pentágono. Estos empleados estudiaban a sus clientes, sabían sus gustos y el nombre de sus esposas e hijos, y de esa manera lograban cerrar sus ventas con un discurso ganador.
Cuando el negocio quiebra por la llegada de las ventas en línea y el dueño se ve forzado a despedirlos, estos dos hombres maduros deciden participar en las pasantías de Google (dicen que es la mejor empresa para trabajar, pues se asemeja a un parque de diversiones), compitiendo con  jóvenes ambiciosos e inteligentes de todo el mundo, que nacieron con un chip especial para procesar información, pero son autistas sociales. Billy y Nick, en cambio, no saben qué es un código de programación, pero son expertos en relacionarse. Unos y otros terminan aprendiendo mucho entre sí. La película me pareció un mensaje muy optimista de “sí se puede”, una invitación a actualizar los conocimientos, sin dejar a un lado lo ya aprendido.

El reentrenamiento y la capacitación de personas mayores de 40 años es la clave en Aguascalientes para abrir oportunidades de mejorar el empleo y el salario a este sector que se encuentra rezagado. La candidata Lorena Martínez se ha comprometido reiteradamente a ofrecerles de manera gratuita formación y desarrollo de capacidades en inglés, programación informática, administración básica, liderazgo, trabajo en equipo y habilidades gerenciales a través de modalidades presenciales, mixtas y a distancia.

Algunos temen que proyectos tan ambiciosos como Aguascalientes Valley acarreará beneficios sólo para los jóvenes universitarios de carreras tecnológicas. Al contrario, Aguascalientes Valley significará no sólo diversificación de empleos y enriquecimiento masivo de la actividad económica en la entidad, sino un plan incluyente para restaurar y oxigenar el tejido social, y para aprovechar los talentos de todas las edades a través de un entreveramiento generacional.

Actualmente el crecimiento del estado depende prácticamente del ensamble de automóviles, industria que tiene repercusiones muy limitadas sobre el resto de la economía. Por ejemplo: la tasa anual de crecimiento de Aguascalientes cayó drásticamente de 11.2 por ciento en 2014 a 4.3 por ciento en 2015 y, sin embargo, la población común ni se enteró; por suerte, la tasa de ocupación aumentó en vez de disminuir (!), lo que fue no sólo inesperado, sino contradictorio.

Debemos reconocer que la maquila automotriz funciona aparte, es un enclave. La única forma de promover un crecimiento económico que nos beneficie parejo es construir en la entidad una “comunidad creativa” que, a partir de la visión y el compromiso gubernamental, nos aglutine a todos: habitantes del campo y la ciudad, hombres y mujeres, jóvenes y no tan jóvenes, universitarios y no universitarios, profesionistas libres y empleados, trabajadores e inversionistas y, sobre todo, centros de educación, investigación, pensamiento e innovación, tanto locales, como nacionales e internacionales.

El propósito de esta gran comunidad será generar localmente conocimiento aplicado (tecnología, knowhow) para la solución de uno o varios problemas concretos, por ejemplo, en torno a la gestión eficiente de los recursos hídricos: cómo proteger el manto acuífero, cómo potabilizar el agua, cómo captar las aguas pluviales, cómo tratar las aguas grises, cómo reusar estas aguas tratadas y pluviales, cómo ahorrar agua en los cultivos. Si focalizamos nuestros esfuerzos en buscar y encontrar soluciones prácticas al problema de la escasez del agua, requeriremos del talento, la experiencia y la creatividad de todos, desde obreros calificados, fontaneros, electricistas y carpinteros hasta geólogos, hidrólogos, físicos, químicos, nanotecnólogos, biotecnólogos, ingenieros mecánicos, mecatrónicos, civiles, arquitectos, médicos, abogados, administradores.

Como hemos reiterado en colaboraciones anteriores, la creatividad es una característica con la que nacemos todos los seres humanos y es la que nos hace diferentes de otras especies, y también de los robots. La creatividad, asociada a la capacidad de emprendimiento, derivará en proyectos innovadores, y éstos en calidad de vida.

Aguascalientes podrá colocarse rápidamente con Sao Paulo y Buenos Aires dentro de los “estados del futuro” en América Latina, por su potencial económico, capital humano y estilo de vida. Actualmente, la revista Financial Times sólo reconoce en esta lista tres entidades mexicanas:  Distrito Federal, Nuevo León y Querétaro.

jesusalvarezgtz@gmail.com

http://heraldo.mx/tag/ciudad-viva/