Mario Abner Colina
Agencia Reforma

SAN FRANCISCO, EU.- La NFL y el comité organizador de la Bahía de San Francisco lo prometieron: el Súper Tazón 50, que se realizará el 7 de febrero y tendrá a la banda Coldplay en el medio tiempo, será tan fastuoso que dejará una marca difícil de superar para los próximos juegos.
Por ello, conseguir uno de los más de 77 mil boletos para presenciar el próximo en el Levi’s Stadium será, a nivel fan, como levantar un trofeo.
Actualmente www.ticketmastervip.com es la manera más sencilla de hacerse con alguno para el campeonato que se disputarán los mejores equipos de las Conferencias Americana y Nacional.
Eso sí, no se comercian solos. Siempre viene con algo más. Y, por supuesto, cuestan una pequeña fortuna.
Los que incluyen acceso a fiestas exclusivas con bebida, comida y contacto con jugadores de la NFL, van desde los 5 mil 724 a los 14 mil 250.
Hay también paquetes que, además de boleto y celebración, cuentan con transportación al juego y alojamiento de tres o cuatro noches en hoteles cinco estrellas de la ciudad.
Las entradas más económicas, por ejemplo, con hospedaje cuatro noches en el W y en el Marriott Marquis cuestan 8 mil 575 y 8 mil 475, respectivamente, por persona en ocupación doble.
El programa NFL Ticket Exchange, alojado también por Ticket Master, permitirá adquirir accesos en una reventa oficial y controlada.
Arriesgarse a la reventa no oficial es estar dispuesto al timo y a precios aún más astronómicos, por lo que no es recomendable.
Si bien el Levi’s Stadium se encuentra en el condado de Santa Clara, la base de operaciones de la NFL, así como todas las actividades que orbitarán alrededor del gran juego, estarán en el condado de San Francisco, a una hora en auto de aquél.
Los eventos paralelos estelares son el parque temático e interactivo NFL Experience, donde se puede jugar a ser un profesional del deporte de las tacleadas, y Super Bowl City, una villa con conciertos, gastronomía y diversión para toda la familia.
Acceder al primero tiene un costo de 35 dólares, mientras que el segundo es gratuito. Los dos iniciarán operaciones el 30 de enero.
Hospedarse en la ciudad del Golden Gate y Alcatraz es lo ideal, pues se trata de uno de los destinos estadounidenses más queridos y apreciados por locales y extranjeros.
Sin embargo, hay que tener en cuenta que el lugar se convertirá en una locura la semana del Súper Tazón. Quizás valga la pena intentar hallar hotel en los condados vecinos de San Mateo o Alameda. Rentar un departamento con Airbnb tampoco suena mal.
El área de turismo de San Francisco espera que al menos 1 millón de visitantes lleguen a la ciudad para participar en las actividades.
Desde la Ciudad de México hay vuelos directos hacia San Francisco con United Airlines, Delta y Aeroméxico.
Para calentar motores, el Levi’s Stadium ofrece actualmente, de lunes a domingo, tours por sus instalaciones y el museo de su equipo local, los 49s de San Francisco, que presenta la exhibición temporal Super Bowl Memories. Los precios van desde los 50 dólares.

¿Cómo moverse allá?
Rentar un auto podría parecer la manera más adecuada, sin embargo por la cantidad de visitantes que recibirá la Bahía de San Francisco es más pertinente utilizar el transporte público. El sitio www.sfbaysuperbowl.com proporciona las mejores rutas para llegar por este método tanto al Súper Tazón como a los eventos alternos. Tan sólo hay que poner el punto de origen.