CIUDAD DE MÉXICO.- En su debut como el nieto de Frankenstein, Adal Ramones reveló que su familia fue su principal motivación para sumarse al proyecto.
“Fue por ustedes. Chaparra, Diego: nunca se puede lograr nada si no entregan la vida aquí. Todos los que están aquí entregan su vida en el escenario para entretener.
“No hay otra manera de hacerlo, sino con pasión”, dijo Adal a sus hijos ante cerca de 900 personas que se dieron cita en el Teatro Aldama la noche del sábado, para verlo actuar en El Joven Frankenstein.
El conductor, quien sólo tuvo 10 días para ensayar y aprenderse el papel, no paró de agradecer al público, prensa y amigos.
Adal interpreta al nieto del científico famoso por dar vida a un muerto en la obra de Mary Shelley. Esta versión teatral, producida por Alejandro Gou y protagonizada por Los Mascabrothers, está basada en una cinta de Mel Brooks. (Staff/Agencia Reforma)