MONTERREY, NL  7-Jun .- Tras vacacionar en Los Cabos junto a su pareja Ileana Salas y la familia de ambos, Alan Pulido llegó a Monterrey y habló por primera vez de su secuestro.

El ex delantero de Tigres dijo sentir temor por el suceso que vivió el 28 de mayo en la carretera interejidal en Ciudad Victoria del que fue rescatado un día después.

“Es algo que la verdad no se lo deseo a nadie, y una experiencia que nunca pensé vivir y obviamente que me tiene un poco con miedo, un poco aterrorizado, pero bueno, yo tengo que continuar mi vida y dejar eso en el olvido, es una mala experiencia nada más”, expresó el ahora jugador del Olympiacos de Grecia.

“Se aprende de todo un poco. Este mal momento, la verdad, que no se lo deseo a nadie y es algo que ya no quiero recordar y mejor prefiero darle vuelta a la página y seguir continuando con mi vida normal y seguir haciendo lo mejor que se que es jugar al futbol”.

Pulido, quien aterrizó en la terminal C del Aeropuerto Internacional de Monterrey en un vuelo de la aerolínea Vivaaerobus, causó expectación entre la gente a su salida.

El atacante se dio tiempo para tomarse algunas fotos con aficionados, firmar autógrafos y hasta hablar de su futuro futbolístico.

“Apenas llegando y ya me voy a Europa porque tengo que presentarme allá con Olympiacos, me quedan todavía tes años más.

“Me consideran ya un jugador importante dentro de Olympiacos y eso me tiene muy contento a mí y con ilusiones de seguir así”, manifestó Pulido.

– ¿Ahora con el Draft te interesaría que un equipo te regrese a México?

“No, yo tengo que reportar allá, sé que todavía el mercado falta y bueno vamos a esperar a ver qué pasa, pero mi mente está en Olympiacos y ya en su momento se sabrá a donde podré ir o me quedo ahí”.