CIUDAD DE MÉXICO.- Con un público de fieles devotos del baile, el Teatro Metropólitan se convirtió en el reino de Margarita “La Diosa de la Cumbia” en un concierto en el que estuvo acompañada por la Orquesta Sinfónica de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).
Después de la primera canción, “Yo me llamo Cumbia”, la intérprete agradeció al público y expresó su amor por el país.
“Yo soy colombiana con mucho honor, pero mi corazón tiene un sombrero charro bien puesto”, aseguró.
Ante poco menos de 3 mil asistentes, cifra según los organizadores, la artista y sus músicos entusiasmaron a la audiencia con “Mi Bombón” y “Corazón partido”.
Poco a poco algunas personas comenzaron a bailar en sus butacas. Sin embargo, los ánimos cambiaron cuando Margarita entonó algunos boleros e invitó a su hijo Jonathan a interpretar una bachata.
“Que nadie sepa mi sufrir (amor de mis amores)” fue tan coreada que le pidió a los músicos que volvieran a tocarla, sólo para que sus fans cantaran a placer. (Staff/Agencia Reforma)