Cirze Tinajero
Agencia Reforma

Con la finalidad de evitar largas filas en las garitas para cruzar la frontera México-Estados Unidos, desde Baja California, se inauguró el 9 de diciembre un puente peatonal elevado que conecta el Aeropuerto Internacional de Tijuana con Otay Mesa, comunidad ubicada en el condado de San Diego.
El llamado Cross Border Xpress (CBX) está diseñado bajo estándares de seguridad internacional e incluirá las operaciones de migración y aduana en ambos países.
Sólo podrán hacer uso de este puente quienes arriben o partan en algún vuelo desde Tijuana.
De acuerdo con Óscar Escobedo Carignan, secretario de turismo de Baja California se espera que más de un millón de personas lo utilicen en el primer año de operaciones.
“Se realizará una intensa campaña en el sur de California para que la gente de allá considere el aeropuerto de Tijuana como una opción más para empezar sus viajes, ya que conecta con 39 destinos mexicanos y otros internacionales, como Shanghai”, explica.
Para hacer uso del puente se deberá pagar directamente en el aeropuerto un permiso.
Hasta el momento, de acuerdo con fuentes oficiales el costo de esta especie de licencia será entre 13 y 17 dólares.

¿Cómo funciona?
De Sur a Norte
Después de aterrizar en Tijuana, en el área donde se recoge el equipaje se debe comprar el permiso para usar el CBX.
Luego, hay que seguir los señalamientos que conducen hacia el puente binacional. Se cruza en aproximadamente cinco minutos; está completamente techado.
Se llega a la zona de migración y aduana de Estados Unidos para cumplir con los trámites pertinentes.
El viajero sale en la terminal de CBX de Otay Mesa, donde habrá servicios de transportación terrestre (autobuses, taxis y Uber) al centro de San Diego, a 30 minutos o Los Ángeles, a dos horas y media.

De Norte a Sur
Hay que llegar a la terminal de CBX con un boleto de avión que salga desde Tijuana, o bien comprarlo en este mismo edificio, el cual contará con mostradores de diversas aerolíneas, entre ellas Aeroméxico.
Antes de usar el puente se debe pagar el permiso y después de cruzar, hay que cumplir con los procesos de migración y aduana ya en México.
El pasajero pasa a la zona de puertas de embarque. Puede cruzar el puente hasta 24 horas antes de su vuelo para realizar algún recorrido en Tijuana o destinos cercanos, como Rosarito o Ensenada.
www.crossborderxpress.com