Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 29-Jun .- Los hombres afiliados al Seguro Social tienen el mismo derecho que las mujeres para inscribir a sus hijos en las guarderías del IMSS, aún si no son viudos o divorciados.
Así lo determinó ayer la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al declarar inconstitucionales las reglas de la Ley del Seguro Social sobre acceso al servicio de guarderías, por ser discriminatorias contra los hombres.
Se trata de los artículos 201 y 205 de la ley que permiten a las mujeres trabajadoras inscribir a sus hijos sin condición alguna, mientras que los hombres sólo pueden hacerlo sin son viudos, o divorciados en ejercicio de la custodia o patria potestad sobre el menor.
“Se considera que esta distinción es injustificada y discriminatoria, en la medida de que en términos del artículo Cuarto de la Constitución Federal, el hombre y la mujer son iguales ante la ley”, dice el proyecto de la Ministra Margarita Luna Ramos.
“En consecuencia, el Departamento de Guarderías de la Jefatura de Prestaciones Económicas y Sociales, perteneciente a la Delegación del Estado de México Poniente del IMSS, habrá de emitir una nueva resolución en la que se otorgue el servicio de guardería a los quejosos bajo los mismos términos y condiciones que a las madres aseguradas en el ramo de guarderías del IMSS”, agrega.
Luego de cuatro sesiones de discusión privada, la Segunda Sala de la Corte determinó por cuatro votos contra uno (el del Ministro Fernando Franco), otorgar un amparo a Antonio Baca Salazar, un residente del Estado de México.
En primera instancia, un juez federal había desechado la demanda de Baca por considerar que el juicio de amparo no procedía, ya que el IMSS no actúa como autoridad de gobierno cuando brinda este tipo de servicios.
El Instituto podría enfrentar una avalancha de demandas similares, pues los padres interesados sólo tendrían que hacer la solicitud respectiva y promover el juicio una vez que les sea negado el servicio.