GUADALAJARA, Jal.- Luces, cámaras y gol. En una noche de estreno para el Guadalajara, Néstor Calderón rescató un partido que parecía complicarse.

En su primera actuación como titular con las Chivas, el “Avión” soltó una volea de zurda al minuto 65 para vencer al portero del Monterrey, Alexander Domínguez, para poner el 1-0 a favor del Rebaño. Fue la primera celebración del refuerzo del Rebaño, en la presentación ante su gente y ante las cámaras de su señal propia de televisión, en el debut de Chivas TV.

En el inicio del juego, los rojiblancos tuvieron problemas no sólo para elaborar jugadas e hilar pases, sino para contener el talento individual de los Rayados, quienes metieron en problemas en por lo menos tres ocasiones a Rodolfo Cota.

José Juan Vázquez, también de estreno como rojiblanco, tardó en lograr ubicarse en el medio campo, pero sobre todo acompañarse con Carlos Peña o con Calderón a un costado.

El “Gallito” poco a poco fue agarrando confianza, pero hasta la segunda parte, porque en el arranque, el charrúa Carlos Sánchez y el veterano Walter Ayoví ganaron todas las pelotas divididas.

De hecho, Sánchez metió dos disparos con dirección de gol, que exigieron las intervenciones de Cota.

Para la segunda parte, los Rayados de Antonio Mohamed fueron perdiendo fuerza, las ausencias de Dorlan Pabon y Edwin Cardona se resintieron, mientras que el timonel de los tapatíos, Matías Almeyda, mandó a la cancha a Eduardo López y a Carlos Cisneros, a quien había mandado a la banca antes de irse a los Juegos Olímpicos junto a Carlos Salcedo.

Por cierto que al central seleccionado Sub 23 nadie le extrañó, pues la pareja de Jair Pereira y el triple mundialista Carlos Salcido lucio más que solvente.

Al 73′, Ángel Zaldívar dejó ir la que pudo ser el 2-0, al desperdiciar una gran jugada de Orbelín Pineda con un remate a las tribunas.

En los minutos finales, la lluvia dejó empapados a ambos equipos, a los técnicos y a la gente en la tribuna, que no se movió hasta el final, ante el riesgo latente de un empate visitante, más producto de las individualidades, que de un juego colectivo regio que poco existió.

En la cancha, la presentación de las Chivas fue exitosa, en la pantalla chica para los aficionados hubo diversas experiencias ante las fallas de la red.