CIUDAD DE MÉXICO.- Cruz Azul le tiene pánico escénico al Estadio Azul y la afición ya no quiere a Tomás Boy.
A La Máquina se le indigesta su casa tras ligar ahí derrotas, luego de caer anoche 1-0 con Toluca, en un duelo en el que el “Jefe” se fue entre gritos de ¡Fuera Boy, fuera Boy!
El conjunto cementero volvía al Azul con la premisa de sanar heridas con su gente, tras el tropiezo 4-3 ante el América.
Pero a los celestes les temblaron las piernas y se olvidaron del 3-0 que le propinaron a Jaguares el sábado en Chiapas.
El grupo mostró nerviosismo, equivocó pases y careció de ideas a la ofensiva, además de que su goleador del torneo pasado, Jorge Benítez, perdió la pólvora.
Los Diablos Rojos, que ya ligaron tres triunfos y suman 16 unidades, se aprovecharon de las dudas del Cruz Azul y de un error de Julián Velázquez para irse arriba en el marcador, al 13′.
El zaguero regaló el balón que Fernando Uribe tomó para sacar a Jesús Corona y luego ceder a Pablo Barrientos, quien sólo lo empujó para marcar.
Para entonces, La Máquina sufría sin el esférico en media cancha y Benítez se moría en punta, solo.
Aun así, la afición celeste no dejó de apoyar, presionó al rival e incluso abucheó poco a su equipo al medio tiempo.
Pero en vez de que el conjunto cementero despertara, los escarlatas estuvieron más cerca de ampliar ventaja.
El ingreso de Christian Giménez para el complemento le devolvió esperanza a los seguidores y La Máquina encontró posesión, pero sin capitalizarla.
Al 49′, Gerardo Flores casi marca un autogol al desviar un disparo del “Chaco” y, un minuto después, Francisco Silva exigió la estirada de Alfredo Talavera, antes de que al 51′ apareciera de nuevo para tapar un remate a segundo poste de Benítez.
Sólo que la inspiración celeste se murió luego que Corona, contagiado por los nervios de su zaga, regaló el balón a Uribe, quien no hizo el segundo pese a tener el arco abierto.
La afición entonces se volvió en contra del ídolo, a quien llegaron a chiflarle.
Y el “Jefe”, desesperado, metió a Érick Torres por Benítez.
El “Cubo” saldría al 85′ con una lesión en los ligamentos de la pierna derecha.
Ante la derrota la afición exigió la salida de Boy y abucheó al equipo.
Al “Jefe” se le termina su crédito en Cruz Azul. (Félix Zapata/Agencia Reforma)

Compartir
Artículo anteriorLos une el amor
Artículo siguienteBrujos, en buena racha