GUADALAJARA, Jalisco 4-Sep .- El viaje a Houston para enfrentar al Dynamo le salió caro a las Chivas, pues además de aburrir con un 0-0, el capitán Jair Pereira salió lesionado.
Al minuto 71, el central hizo un gesto de dolor, se tocó la parte posterior del muslo derecho y está en duda para medirse a los Jaguares, el 10 en la Liga y el 14 en la Copa MX. Hoy se conocería la magnitud de la lesión.
Matías Almeyda tendría que mover a su defensa central respecto al inicio del torneo, pues Carlos Salcedo fue prestado a la Fiorentina y Oswaldo Alanís no está al 100 por ciento.
De lo rescatable del duelo ante el Houston Dynamo fue que el refuerzo de lujo, Álan Pulido, ya debutó, pues jugó todo el complemento, en el que se vio movido, con buena disposición, aunque no tocó mucho el balón, cuando lo hizo generó peligro.
El partido no fue brillante, hubo pocas emociones e incluso por momento fue un juego gris y soso, del que muy poco beneficio se puede sacar.
Almeyda utilizó un cuadro alterno, aunque en el complemento jugaron algunos titulares, entre ellos Pereira, quien sufrió el infortunio.