Adriana Alatorre
Agencia Reforma

Al llegar a la vejez, 80 por ciento de mexicanos conserva  sólo 10 de las 32 piezas dentales, reporta la Asociación Dental Mexicana (ADM).
De acuerdo con el organismo, 85 por ciento de la población, padece una mala salud bucal.
El daño dental comienza en la niñez, en promedio, las personas de 12 años  tienen dos piezas afectadas; los adultos de 44 años poseen 15, a los de 65 años 17 de las 32 que integran la dentición definitiva.
Un dato que, en parte, documenta el panorama, es que un mexicano consume, en promedio, sólo tres pastas de dientes y un cepillo dental cada trimestre, cantidad menor que en países como Estados Unidos, Argentina o Brasil reporta la Asociación Dental Mexicana (ADM).
Se estima que en México 70 por ciento de menores de 18 años y la mitad de niños mayores de 3 años, presentan afecciones odontológicas .
México, de acuerdo con la clasificación internacional de la Organización Mundial de la Salud, se encuentra entre los países de alto rango de frecuencia en enfermedades bucales, dentro de ellas la caries dental, que afecta a más del 90 por ciento de la población mexicana.
Las enfermedades bucales por su alta incidencia se encuentran entre las cinco de mayor demanda de atención en los servicios de salud del País, situación que condiciona el incremento en el ausentismo escolar y laboral, así como la necesidad de grandes gastos económicos que rebasan la capacidad del sistema de salud y de la  población.
No obstante, la mayoría de los males bucales puede ser controlado con actividades preventivas y de diagnóstico temprano, alerta la asociación.
Para disminuir las secuelas incapacitante que implica el descuido de la salud bucal es indispensable unificar y establecer los criterios de atención, con énfasis en la prevención, concluyó la ADM.