Testimonio de amor

Finalmente quedó atrás el noviazgo de Verónica Ruiz Moreno y Gerardo Mora Vega para comenzar a escribir su historia como esposos.
Por tal motivo, es que arribaron al altar de la Parroquia del Señor del Encino, para recibir en nombre de Dios el sacramento del matrimonio, acompañados por sus papás y padrinos, como testigos principales del amor que se profesan uno al otro.
Con gran ilusión, Verónica y Gerardo intercambiaron votos de fidelidad y respeto mutuo, durante el rito sagrado que presidió durante la santa misa, el representante de Cristo en la tierra, en uno de los momentos más emotivos de la celebración.
Sentimiento de felicidad y alegría fueron los que plasmaron la pareja al unir sus manos y ser bendecidas con la declaratoria oficial del ministro “lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre”.
Familiares y amigos presentes, manifestaron a la pareja su congratulación con efusivos aplausos que los contrayentes agradecieron a través de su mirada con un ligero roce de lágrimas de felicidad.
El gran acontecimiento para los recién casados fue festejado en un lugar especialmente ornamentado para recibirlos, con un festín de luces, música y romántico ambiente durante toda la velada, que ambos recordarán con el paso de los años.