RÍO DE JANEIRO, Brasil.- México tuvo ayer una jornada de bronce en los Juegos Paralímpicos de Río 2016 teniendo al powerlifting como protagonista al aportar dos preseas de ese metal, mientras que el atletismo colaboró con una.
El atleta en silla de ruedas Edgar Navarro abrió la cosecha para la causa tricolor al colgarse la presea de tercer lugar en los 100 m categoría T51 con crono de 21″96 que representan su mejor registro de la temporada. El mexiquense compite en sus quintos Juegos.
El belga Peter Genyn se proclamó campeón paralímpico con tiempo de 21″15, seguido del argelino Mohamed Berrahal (21″70).
Después, Catalina Díaz hizo lo propio en los menos de 86 kilos del levantamiento de potencia al registrar una marca de 117 kilos, apenas dos menos que la ganadora de la plata, la jordana Tharwah Alhajaj. La egipcia Randa Mahmoud se quedó con el oro al levantar 130 kilos.
La pesista mexicana de 52 años levantó en su primer intento 113 kilos, en su segundo falló con los 116 kilos, y en su última oportunidad concretó el levantamiento que la catapultó al podio.
Díaz le puso emoción a la prueba pues la china Fengmei Li estaba en el tercer puesto con 116 kilos, antes de que ella compitiera. La asiática tuvo su última oportunidad y pidió 118 kilos, pero no pudo con ellos.
El tercer y último bronce cayó también en el powerlifting, con José de Jesús Castillo en los menos 97 kilogramos. Los 229 kilos que le permitieron subir al podio los levantó en su segunda oportunidad; en su tercer y último intento pidió 234 kilos pero falló.
El egipcio Mohamed Eldib se agenció el oro (237 kg), que representan récord paralímpico, la plata correspondió al chino Qi Dong (233 kg).
A falta de cinco jornadas para terminar los Juegos, el titular de la Conade, Alfredo Castillo, afirmó que la actuación mexicana ha sido satisfactoria.
“Estos resultados son reflejo de la motivación y compromiso de la delegación mexicana. Se debe reconocer el esfuerzo de aquellos deportistas que ya cuentan con hasta seis Juegos”, dijo Castillo, quien no acompañó a estos deportistas en la justa de Río, siendo que sí lo hizo con los atletas convencionales.
Este domingo será el cierre de la edición paralímpia en Río para luego ceder la estafeta a Tokio 2020. (Staff/Agencia Reforma)