CIUDAD DE MÉXICO.- Roberto Osuna es sexto en la Americana en rescates, y Julio Urías, Luis Cessa y César Vargas debutaron.

Sin embargo, para la gran mayoría de los mexicanos en Grandes Ligas, esta temporada ha sido para el olvido.

A pesar de que se ha mantenido sano y tiene la mayor cantidad de aperturas (29) e innings (166.2) desde que sumó 32 y 194.2, respectivamente, en 2011, Jaime García acumula la mayor cifra de derrotas, efectividad y jonrones permitidos (24) en una campaña.

El tamaulipeco fue enviado al bullpen y tuvo su primera aparición como relevista desde 2008, su año de debut.

Yovani Gallardo, undécimo en efectividad de la Americana en 2015, posee el porcentaje de carreras limpias más alto de su trayectoria y con tres triunfos más apenas empataría su número más bajo en un calendario.

Por segunda vez en su vida, el michoacano se fue al hule, primera por una lesión en el brazo.

Si bien Jorge de la Rosa nunca se ha caracterizado por ser un pitcher dominante, su efectividad es la más elevada desde que militó con los Reales en 2007, cuando promedió 5.82.

Incluso, debido a sus malas actuaciones, el regio, como García, ya probó lo que es venir desde el calentadero por primera vez en seis años.

Antes de 2016, Joakim Soria acumulaba efectividad de 2.57 en ocho temporadas, pero esta campaña es la más alta de su carrera. Es el peor año del monclovense en descalabros, hits (65), vuelacercas (9), rayitas limpias toleradas (29) y bases por bolas (27).

A Fernando Salas también le han propinado la mayor cantidad de derrotas; Miguel González tiene la menor cifra de victorias y Oliver Pérez su efectividad más alta desde 2010.

Además del “Mariachi”, De la Rosa y Gallardo, Adrián González y Marco Estrada han sufrido por dolencias en la espalda que han mermado su rendimiento. (Emmanuel Millanes/Agencia Reforma)