Se sintió aquí el sismo ocurrido la tarde de ayer con epicentro en el estado de Jalisco; si bien muy poca gente lo percibió, y no causó ningún daño, no se debe subestimar el hecho de que Aguascalientes es zona sísmica, y hay riesgo latente de que ocurra un terremoto, apuntó el presidente del Colegio de Geólogos, Arturo Sotelo Rodríguez.
Precisó que el fenómeno se suscitó en el lugar llamado San Miguel Tateposco, también conocido como San Esteban, perteneciente al municipio de Zapopan, ubicado al norte de Guadalajara; el sismo fue de 4.5 Richter y ocurrió a las 17:35 horas de ayer; se registró a 10 kilómetros de profundidad.
El geólogo detalló que este lugar se localiza a 160 kilómetros de distancia al sur poniente de Aguascalientes, por eso es que en la entidad se llegó a sentir.
“El lugar está situado en una provincia fisiográfica conocida como el eje neovolcánico, en donde son muy frecuentes los sismos de diferentes magnitudes, provocados fundamentalmente por actividad volcánica”, detalló.
Al respeto, el investigador enfatizó que está trabajando con personal del Servicio Sismológico Nacional, quien se encuentran en la entidad corroborando los vastos estudios que ha realizado respecto a la actividad tectónica del Valle de Aguascalientes, así como el comportamiento de fallas y grietas, lo que comprueba que es una zona sísmica, y el desplazamiento que registra la falla de 150 kilómetros al poniente.
“Hay riesgo de un terremoto aquí en Aguascalientes; los geólogos que vienen del Servicio Sismológico lo están corroborando como zona sísmica. Desde 1983 hasta 1994 se estuvo trabajando en el centro sismológico que se ubicaba en el edificio de telégrafos; con las mediciones se corroboraron los epicentros aquí en Aguascalientes, aunque por la escala no todos se llegan a percibir, es una zona evidentemente sísmica”, recalcó.