El tejido les gusta poquito a las personas de la tercera edad, es algo que ya pasó, ellos desean divertirse, pasar momentos alegres y disfrutar en los clubes formados para ofrecer actividades a este sector de la población, aseguró María Auxilio Rodríguez Landeros “Chilo”, quien ansiaba cumplir los 60 años para reunirse y convivir con personas de su edad; así formó el club “De la Risa al Huateque”.
La señora de 71 años de edad contagia su alegría y ganas de vivir, a través del canto, el baile, la danza, y ha hecho de este club de la tercera edad un espacio diferente; instalado en su domicilio particular, reúne de 80 a 100 personas, no sólo adultos mayores, ya que en los niños ha despertado también el interés por participar en toda clase de actividades.
“Yo desde antes que tuviera 60 años sentía el deseo de cumplirlos, como si fueran mis 15 años, que de esos, en su tiempo no supe nada de festejos; en cuanto los cumplí fui y saqué mi tarjeta de la tercera edad, y de ahí para acá es cuando me he divertido. Estuve en un club tres años, me salí porque tenía ganas de hacer otras cosas, dedicarme a la música”, relató.
Más de 11 años han pasado desde que Chilo conformó su propio club, alentada por sus amigos que acudían de visita a su casa de manera constante; ubicada en la calle Asunción #125 de la colonia San Marcos, recibe a personas del otro lado de la ciudad, la siguen viejitos de la Palomino Dena, del Morelos, y de otras colonias del oriente.
“Hacemos bisutería, collares, el tejido como que ya les gusta poquito porque es una cosa que ya pasó, pero hacemos otras cosas, bailamos, cantamos, le rascamos a la guitarra y también contamos chistes coloraditos; a mí me gusta mucho el folclor y he formado un grupo de danza y las que pueden participan”, detalló.
Alienta a los demás asistentes, “yo les digo que dejen de comer carne roja para que tengan mejor sus piernas, que puedan mover sus rodillas con mayor facilidad; les digo que hay que hacer de toda actividad, mientras caminemos y tengamos buena la vista hay que sacar lo bueno. Que no piensen en lo que ya les pasó negativo, que de aquí para adelante vamos a hacer todo positivo porque tiempo de vida nos queda muy poco”, resaltó.
Hombres y mujeres de la tercera edad acuden por igual al club “De la risa al huateque”, donde Chilo, además, ha instituido un evento anual en el que se corona a la reina de belleza, designada por su carisma, pero más que nada lo hace como una terapia anímica, pues a quienes ve más tristes, preocupadas o enfermas les ofrece este “título”.
“Coroné la primera reina de 100 años de edad, ella ya andaba en una silla de ruedas, puse a su chambelán a un señor que también andaba en una silla de ruedas porque no tenía piernas, otro señor con parkinson, otra señora con la misma enfermedad; una señora que yo veía muy triste, se alegró mucho, al día siguiente ya venía pintada y arregladita, cumplió su año de reinado y cuando entregó el cetro a los tres días murió, pero se fue feliz”.
Este año, en agradecimiento a la labor que durante todo este tiempo ha hecho, Chilo fue coronada por los integrantes del club.
Para mayores informes de este centro de convivencia especialmente para adultos mayores, se pueden comunicar a los teléfonos 994 07 04 ó al 449 197 81 45.