CIUDAD DE MÉXICO.- ¡Ahí vienen! Todos ataquen al mismo tiempo….¡Ahoraaaa!…¿Qué? ¿No se activó? ¡Pero apreté los botones! ¡Es este mugroso teclado!…¡No, no se salgan!…
¡Noooo! Y fue así, queridos lectores, como me quedé sin amigos. Bueno, estoy exagerando, pero si alguna vez han jugado en línea sabrán que algunos jugadores tienen poca tolerancia a los errores y que una mala racha puede arruinar tu reputación o destruir una noche de gaming.
Por eso (y por la creciente popularidad de los esports) las tiendas de tecnología se han equipado con teclados mecánicos que, aunque suenan como los reproductores de vinilos del ‘gaming’, tienen una buena razón de existir.
Uno de ellos es el teclado Alloy FPS de HyperX, que llegó a GADGETS hace un par de semanas.
La principal ventaja de este tipo de periféricos sobre un teclado común es la precisión con la que detectan los golpes en cada tecla y los traducen en acciones en la pantalla. Lo probé con un MOBA y con un FPS y sí, si aprietas 10 veces un botón, obtendrás 10 disparos y , además, gracias a la resistencia que ofrecen los resortes de cada tecla y al sonido, sabrás perfectamente cuando hayas activado una función en el juego.
Ojo: si tienes un roommate neurótico, tal vez se queje del esz Las teclas mecánicas y los efectos de iluminación te harán sentir poderoso.
cándalo del teclado, y si tú eres esa persona intolerante al ruido, más te vale ponerte audífonos.
A los jugadores intensos, que han acabado con teclados, ratones y controles como si fueran juguetes masticables, les alegrará saber que HyperX promete 50 millones de pulsaciones de tecla por interruptor, sin que la calidad del equipo se vea afectada. Adelante con el ‘button mashing’.
Además, el Alloy FPS es a prueba de ‘ghosting’, que es cuando el equipo o la misma computadora no detectan cuando aprietas varios botones a la vez: si tratas de correr, disparar y saltar al mismo tiempo, y tu personaje parece sinceramente confundido y torpe, no eres tú…es el teclado. Repite conmigo: “No soy yo, es el teclado”.
El equipo de HyperX no requiere de ningún tipo de instalación especial pero sí necesitará dos puertos USB para acceder a todas las funcionalidades. Al conectarlo a la PC, ésta lo detecta automáticamente y, tras un par de minutos, podrás jugar con él.
También cuenta con retroiluminación roja, que puedes programar con distintos efectos como destellos en forma ola, explosión o, si no quieres parecer adorno de Navidad, puedes hacer que sólo se encienda una tecla al tocarla y elegir entre 5 modos de brillo.
Otras monadas del teclado son sus cables a prueba de enredos, las teclas rojas de los comandos ASDW que puede intercambiar, un puerto para cargar tu smartphone y el estuche para transportarlo incluido.
El precio aún no ha sido definido, pero es posible que cueste alrededor de 130 dólares. Su lanzamiento será el 29 de agosto en Amazon Mèxico.