Taxista fue asaltado por sus dos pasajeras

Lejos de que terminen los asaltos en agravio de taxistas, la situación va empeorando. Los trabajadores del volante se cuidan sobre todo de los llamados cholos pero no contemplaban que ahora, hasta las damas son peligrosas.
Un chofer de taxi abordó a dos jovencitas bien vestidas y, en apariencia, inofensivas, tampoco estaban drogadas. El hecho es que lo llevaron a la Zona Oriente -y dale con ese sector-, en determinado momento lo amagaron  con arma blanca para despojarlo del dinero. Cabe precisar que el ofendido no presentó denuncia. El monto fue mínimo y le pareció que no tenía caso que por la poca cantidad, posiblemente ni le aceptarían denuncia, si acaso un reporte para investigación, es lo que supuso.
El pasado fin de semana el agraviado estaba laborando en el taxi a su cargo. Ya al filo de la medianoche, en Zona Centro vio que las dos jóvenes le solicitaban el servicio. Frenó y permitió que ambas abordasen.
Al reanudar la marcha les preguntó el destino y le respondieron que a un sector de la Zona Oriente. En el trayecto no le parecieron sospechosas y mucho menos que representasen algún peligro.
Minutos después, ya en la periferia, le solicitaron que parara. Y en lugar de pagarle lo que marcó el taxímetro, una de ellas lo amagó con arma blanca en tanto que la otra se apoderaba de la escasa cantidad de dinero en efectivo.
El taxista no podía dar crédito a lo que estaba sucediendo, asaltado por dos damas. Ya con el mínimo botín en sus manos, las presuntas ladronas bajaron del auto y emprendieron la fuga.
Por precaución, el chofer optó por no seguirlas. Estaban en punto rojo, a altas horas de la noche. Prefirió alejarse del lugar lo más pronto posible, antes de que aparecieran los cholos y sufriera un segundo asalto.
Total que ahora hasta de las mujeres deben cuidarse los taxistas.