Aún con el pago de seguro ganadero, no hay forma de resarcir los daños a productores calvillenses que requerirán cerca de diez años para recuperar los avances en genética perdida, tras la afectación por mortandad de reses intoxicadas por pollinaza en esa región, afirmó el presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes (UGRA), Juan Pablo Franco Díaz.

Tras la visita de autoridades de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas para efectuar los trabajos de implementación del seguro ganadero, detalló que hay garantía de pago de seguro a 40 productores que cumplen con el registro y aretado de su ganado a través del SINNIGA, mientras que las autoridades del sector entrarán al rescate de pequeños productores afectados por la mortandad de ganado.

“Ese daño no puede resarcirse, no hay forma, son años de trabajo que tendrán que realizarse en primera parte porque no hay mucho ganado de pie de cría, y en segunda, porque la genética de los animales que tenían algunos productores era muy buena”, lamentó.

Señaló que la UGRA insistirá con las autoridades del sector para que se destinen más recursos a través de las diversas dependencias para facilitar que los productores puedan levantarse del golpe recibido.

Indicó que se pretende acceder a recursos especiales en los próximos años para esa zona del estado, en que el se consideren más recursos para el programa de repoblamiento del hato, de semen, y de adquisición de sementales para revertir la pérdida de vientres lo más pronto posible.

Franco Díaz informó que el procedimiento del pago del seguro permitirá que muchos de los productores logren la indemnización, para lo cual se dio una revisión puntual de cada caso, con la finalidad de comprobar que el daño que manifiestan los afectados se acredite de manera fehaciente.