Se complica la situación jurídica de los tres ex policías estatales acusados de extorsionar a un ciudadano.
Y es que la Fiscalía General del Estado, a través del agente del Ministerio Público adscrito a la Dirección de Atención Especializada, aportó los elementos de prueba suficientes dentro de la carpeta de investigación, para que el Juez de Control y Juicio Oral Penal, los vinculara a proceso por el delito de contra la salud, en la modalidad de narcomenudeo, en la hipótesis de posesión del narcótico cannabis sativa (marihuana) y clorhidrato de metanfetamina (“crystal”), con fines de suministro.
Y es que al momento en que fueron detenidos por agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME, los tres ex policías estatales tenían esas drogas en su poder.
Cabe destacar, que a los ex policías estatales adscritos al Grupo de Inteligencia, identificados como José Aarón, de 36 años; Víctor, de 30 años y Jorge, de 29 años, se les decretó la medida cautelar de prisión preventiva, por lo que actualmente se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, luego de que ya habían sido vinculados a proceso por el delito de secuestro.
Fue el pasado viernes, en que los tres ex policías estatales fueron llamados al salón de Juicios Orales, donde el Juez de Control les formuló los cargos por el delito de contra la salud y los vinculó a proceso.
José Aarón, Víctor Emmanuel y Jorge, quienes se desempeñaban como policías estatales y estaban asignados al Grupo de Inteligencia, fueron detenidos por agentes de la FGE adscritos a la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro, lo anterior luego de que una mujer denunció que su esposo había sido secuestrado por tres personas, quienes le exigían una importante cantidad de dinero a cambio de su libertad.
Los sospechosos resultaron ser policías estatales, quienes amenazaron a su víctima que de no acceder a sus peticiones y recibir el dinero, lo iban a acusar de dedicarse a la distribución de drogas.
Los tres ex policías estatales fueron detenidos en la colonia Las Flores, cuando iban a recibir parte del dinero que solicitaban.
Cuando fueron interceptados por los agentes del Grupo Anti-Secuestros de la FGE, los tres sospechosos se identificaron como policías estatales y les exigieron que se retiraran, ya que se encontraban en un operativo de inteligencia.
Sin embargo, cuando descubrieron que la víctima del secuestro acompañaba a los policías estatales, se procedió de inmediato a su arresto.
Al ser sometidos a una revisión de rutina, se les encontró además de sus armas de cargo, una pistola tipo escuadra que no contaba con registro alguno.
Asimismo, cuando los agentes de la FGE registraron el interior del automóvil Dodge Attitud, color arena, con placas de circulación de Aguascalientes y que les había sido asignado para realizar sus labores en el área de Inteligencia, descubrieron una bolsa de plástico que contenía varios envoltorios con “crystal”, así como un paquete de marihuana.
La droga fue enviada al laboratorio de Química Forense, donde tras ser analizada la droga, se confirmó que se trataba de marihuana, con un peso de 460 gramos; así como de metanfetamina, con un peso de 220 gramos.