A supervisión, la calidad del agua que se suministra en los bebederos escolares. Ernesto Jaime Romero Frías, director de Regulación Sanitaria del ISSEA, adelantó que a nivel nacional se lanzará un programa de verificación a fin de analizar el origen del agua que llega a los bebederos, si está debidamente clorada, la instalación física, entre otros factores, a fin de garantizar que sea apta para el consumo humano.

Destacó que el programa será encabezado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris); el objetivo es que el agua sea apta para el uso y consumo humano, lo cual es loable ya que en Aguascalientes el vital líquido tiene altas concentraciones de flúor.

Romero Frías precisó que a la fecha se desconoce cuándo iniciará este operativo de verificación, pero en la próxima reunión con la Cofepris se fijarán las fechas en las cuales dará inicio dicha revisión, la cual no abarcará la totalidad de los planteles, pero se espera que se seleccione una muestra representativa de dos decenas de escuelas ubicadas en distintos puntos del estado.

De manera rutinaria, el Instituto de Salud lleva a cabo inspecciones en los bebederos que se encuentran en las escuelas, en las cuales se supervisa la calidad del agua y las condiciones de la infraestructura física, rutina que se aprovecha para revisar también las comidas, que haya una buena preparación, la higiene, labores que se llevan a cabo de manera conjunta con la Secretaría de Educación Pública (SEP), con los concesionarios de los restaurantes o de los locales de comida de las escuelas públicas, concluyó el director de Regulación Sanitaria del ISSEA.