El gobernador Carlos Lozano de la Torre encabezó un recorrido de supervisión en los avances de las obras del Hospital Miguel Hidalgo y del Complejo Tres Centurias; giró instrucciones a la Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas (Sefirecu) para que respalde técnica y administrativamente a la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones (Sicom) en los procesos de revisión, comprobación y verificación en las obras que ejecuta su administración.

En este sentido, dio a conocer que la administración estatal tiene la consigna de dar certeza no sólo en materia de transparencia en el gasto público, sino también en el cumplimiento de los tiempos estipulados, la comprobación de calidad que se exige a los contratistas y la utilización de recursos para dicho efecto.

Acompañado por los titulares de la Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas (Sefirecu), la Secretaría de Infraestructura y Comunicaciones (Sicom), la Secretaría de Finanzas (Sefi) y de la Secretaría de Salud (ISSEA), el jefe del Ejecutivo informó que la revisión de los esquemas de evaluación y control presupuestal, así como el ejercicio de los recursos del Gobierno, se llevan a cabo de manera puntual para que cada uno de los procedimientos de verificación sean seguidos al pie de la letra.

En su intervención, la titular de la Sefirecu expresó que la instancia a su cargo se encuentra supervisando activamente el progreso de las obras; mencionó que la obligación directa va en torno a hacer los comentarios y recomendaciones de manera oportuna a fin de que si existe algún contratiempo, se resuelva de manera oportuna; así mismo, detalló que se encuentran interviniendo directamente con las empresas locales que mantienen la responsabilidad del proyecto para que de manera transparente todos los procesos se concreten adecuadamente.

La supervisión del Complejo Tres Centurias consistió en la revisión de la construcción de vialidad de acceso a estacionamiento de nave de sistemales y coches, el estacionamiento norte y la explanada norte del Foro 13, la construcción de la Sala de Conciertos para 739 espectadores y 110 músicos y, finalmente, el Centro de Congresos y Convenciones.