Por Amigos Pro Animal

Los héroes no siempre tienen que venir acompañados de una capa, un traje fantástico o súper poderes fuera de este planeta. Tenemos héroes entre nosotros, caminando a nuestro lado, incluso pasando totalmente desapercibidos y sin dar ninguna señal de que en su carácter, temple y valentía, está el salvar vidas.
Los hay de todos colores y tamaños, incluso de distintas formas, algunos son más esbeltos, otros quizás más regordetes, pero todos con un mismo objetivo, ser un factor entre la vida y la muerte. Hablamos por supuesto de aquellos héroes de cuatro patas que a diario arriesgan su vida por defender la nuestra, a diario buscan hacernos sentir cómodos y seguros sin importar incluso su propia comodidad.
Por supuesto, existen aquellos que con base en un gran entrenamiento son capaces de identificar en situaciones de desastre a víctimas y sobrevivientes, tenemos el ejemplo del pequeño “Amir” que por cierto acaba de ser retirado con honores en Yucatán. Por otro lado, el gran “Bretagne”, el último perro que se encontraba con vida que participó en la búsqueda de personas vivas en los atentados de la ciudad de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, y que acaba fallecer esta semana.
Aunque no todos los héroes de cuatro patas tienen un entrenamiento millonario, existen historias increíbles de familias humanas ayudadas por sus animales de compañía, por ejemplo el año pasado durante el paso del huracán Patricia por nuestro país, activistas de Humane Society International acudieron a una de las pocas zonas devastadas por los daños colaterales a brindar apoyo a los animales afectados. Cuenta el activista encargado de atender la zona de Mascota, Jalisco que una de las historias más formidables que escuchó en esta tragedia fue la de una familia que sin esperar la tragedia, fue prevenida por su fiel compañero canino. La tormenta y la inundación llegaron por ahí de la medianoche, todos estaban dormidos, de pronto la madre de familia notó que su perra estaba retirando uno a uno a sus cachorros del hogar, la veía entrar, tomar un cachorro y sacarlo quién sabe a dónde. Al concluir con su tarea, la perra corrió al costado de la cama para alertar a la señora y su familia de que algo terrible estaba por venir. Esta mujer se levantó sin dudarlo y a los pocos instantes comenzó a ver cómo el agua entraba a su hogar. La perrita tuvo tiempo de sacar a sus cachorros y advertir a su familia humana para ponerlos a todos a salvo.
Los amigos peludos que tenemos de compañía en nuestras vidas, sin necesidad de hacerlo, día tras día nos dan más motivos para respetarlos, cuidarlos y sobre todo admirarlos.

El adoptable de la semana
COLUMNA PROANIMALEl pequeño Zinfandel, macho de 2 años, es un pequeño gran amigo que está dispuesto a hacerte pasar una vida increíble a su lado. Es sumamente juguetón y cariñoso. Su tamaño pequeño es ideal para convivir con cualquier tipo de familias y en cualquier entorno. Adóptalo en www.amigosproanimal.org <http://www.amigosproanimal.org>