ARLINGTON, EU 16-Sep .- Saúl “Canelo” Álvarez cumplió: ayer dio el peso establecido en la báscula, y ahora sólo quiere gritar hoy en el ring “¡Viva México!” en un combate muy especial para él.
Resulta que la de esta noche será la pelea número 50 en la carrera del tapatío.
El boxeador de 26 años reta hoy al inglés Liam Smith, poseedor del campeón Superwelter de la OMB en el AT&T Stadium, donde se esperan más de 50 mil espectadores.
“Es una pelea especial, son 50 peleas ya, felices y vamos a salir a dar todo, a dar una gran pelea, y vamos a celebrar y a gritar al final ‘¡Viva México!'”, comentó el exmonarca de peso Mediano del CMB.
“Canelo” (47-1-1, 33 KO’s) no daba 154 libras o menos en un pesaje desde septiembre de 2013, cuando enfrentó a Floyd Mayweather Jr. Ayer esa era la duda en la aduana de la báscula, si Saúl podría dar el límite, pues el equipo del europeo había amenazado con no aceptar un acuerdo y negarse a pelear, algo que al final no fue necesario.
Llegó el pesaje y desde el primer intento Saúl se quitó la ropa y subió a la báscula. El equipo lo cubrió con una toalla y listo, dio 154 libras. Con eso, se hicieron a un lado las especulaciones. Smith (23-0-1, 13 KO’s) pesó igual, 154 libras.
“Me da gusto que ‘Canelo’ haya dado el peso, es un profesional, y vamos a darle una gran pelea a la gente”, afirmó Smith, quien presume marca invicta en el boxeo de paga.
En las apuestas se considera que la pelea no llegará a las tarjetas. Smith dice que le motiva que nadie crea en él y que buscará sorprender, mientras que Saúl prevé que el europeo salga bravo.
“Espero que salga así, con todo, pues será una mejor pelea, y los aficionados saldrán contentos”, añadió el de Jalisco.