Noé García

Hoy se disputan cuatro elecciones locales que cobrarán relevancia como ninguna otra, Durango, Estado de México y Nayarit eligen gobernador, Veracruz elige alcaldes. El término de Súper Domingo lo tomo del llamado Súper martes de estados Unidos, donde en un solo día puede determinar de manera significativa el rumbo de la elección presidencial en aquel país.

Aquí podría ocurrir de la misma manera, es por eso que realizaré escenarios prospectivos de lo que puede ocurrir si se da las distintas combinaciones de resultados, que de ninguna manera se utiliza lenguaje o mensajes de apoyo. Es un ejercicio diagnóstico y prospectivo.

1.- ¿quién gana EDOMEX?: El Estado de México cuenta con el padrón más grande y maneja el presupuesto más significativo de todos los estados de la república, por ello quien obtenga el triunfo en esta entidad fortalecerá sus aspiraciones rumbo al 2018; los punteros son Alfredo del Mazo del PRI y Delfina Gómez de MORENA.

Pero no solo es quién gane, sino la disputa por el tercer lugar será relevante, encuestas y sondeos indican que hay una cerrada disputa entre un desconocido Juan Zepeda pero que mágicamente aparecieron recursos y apoyos de opinadores como el candidato sorpresa, y la multi-candidata Josefina Vázquez Mota que parecía terciaría la votación. Quien quede en cuarto lugar quedará en el imaginario social como un partido con muchas debilidades; del PRD ya lo sabíamos por lo que da una segunda oportunidad, pero del PAN deja muchos puntos por analizar y aprender.

Una tercer lección que dejará es que la suma de los votos del PAN y PRD pondrían sin duda en disputa por la gubernatura, lo que dará discurso y argumentos a los pro-aliancistas.

2.- Nayarit el escenario de la alianza PAN-PRD: un estado gobernado por el PRI, está en escenario de transición por una pragmática estrategia de alianza entre el PAN y el PRD, quien encabeza dicha coalición es un personaje de extracción panista, por lo que si se da un triunfo tendría un doble efecto: a) ayudaría al control de daños del escenario de estos dos partidos en Edomex y b) también daría elementos discursivos a los pro-aliancistas rumbo al 2018.

3.- Coahuila el PAN puede sin el PRD: uno de los estados que nunca ha gobernado otro partido que no sea el PRI, hoy el PAN solo, sin alianza con el PRD está poniendo en riesgo ese invicto de victorias de los priìstas (que además van en una mega alianza de 7 partidos nacionales y locales), aquí si el PAN gana le daría elementos a los que pugnan por ir solos en el 2018, pero si pierde y la diferencia es la misma que obtuvo el PRD sería lo contrario, los pro-aliancistas tendrían otro argumento a su favor.

4.- Veracruz la disputa AMLO vs Yunes: el polémico López Obrador se ha destacado por elegir sus batallas, normalmente se pone al nivel de Salinas o del presidente en turno, no mira más abajo, pero de manera sorpresiva se ha enfrascado con un personaje local como lo es el Gobernador panista Miguel Ángel Yunes, la disputa por los principales municipios es entre los candidatos de Yunes por la alianza PAN-PRD y MORENA, el resultado que de aquí, será fundamental para lo siguiente; a)pone en la órbita de los presidenciables al gobernador de Veracruz y no solo eso será la punta de lanza de los pro-aliancistas, b) refrendar los votos de MORENA en aquel estado ayudará a quitar la imagen de que los votos anteriormente obtenidos fueron por obra del polémico exgobernador Javier Duarte.

5.- Algunas conclusiones.- a) el PAN se juega mucho en las cuatro elecciones, lo que le da margen de maniobra para la contención de daños, b) el PRI también está en la disputa en las cuatro elecciones, pero al contrario del PAN, una derrota en el Edomex lo dejaría en la lona rumbo al 2018, c) MORENA toma la elección del Edomex como el centro de su posicionamiento, con la estrategia del ganar-ganar, si obtiene el triunfo se presentará como imparable, si pierde ya generó las condiciones para alegar fraude y victimizarse; d) El PRD consolida su papel de comparsa, con el sorpresivo avance en Edomex y ser “balanza” en Nayarit y Veracruz se pone en mejores condiciones para negociar canonjías en una posible coalición rumbo al 2018; e) Sera interesante los posicionamiento de los presidenciables ante los resultados, de ahí se desprenderán las estrategias para conseguir las candidaturas en sus partidos.