Paloma Villanueva
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 19-May.- La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha otorgado desde febrero 48 permisos individuales para importación y consumo de medicamentos con cannabidiol.
Apenas el 6 de abril, el Secretario de Salud, José Narro, había informado de la autorización de 29 solicitudes.
Veintidós de los permisos fueron otorgados a niños y jóvenes con epilepsia de 3 a 21 años de edad que toman el aceite de cannabidiol RSHO-X producido por HempMeds.
El frasco de 500 mililitros cuesta 499 dólares -9 mil 200 pesos aproximadamente-, aunque, según la empresa, los 22 pacientes están recibiendo por el momento el producto de manera gratuita.
“Vamos a cumplir tres meses que Alina lo está consumiendo y vamos muy bien. De entrada no le provocó ninguna reacción negativa y sus crisis se han reducido hasta 60 por ciento”, aseguró Abelardo Maldonado, quien recibió el primer permiso otorgado por la Cofepris para importar el aceite para su hija.
“El medicamento le ha mejorado el apetito, duerme mejor, está más atenta, presta más atención a lo que le rodea y hace como 20 días por primera vez ella solita se llevó la cuchara a la boca con su comida. Ese es un avance muy significativo para nosotros”, detalló.
Margarita Garfias, mamá de Carlos Antonio, cuenta que el menor empezó a tomar el aceite este mes ante la falta de fármacos efectivos para sacarlo de una crisis severa.
“Estuvo totalmente ausente tres semanas. Le pusieron las benzodiacepinas disponibles y Carlos no regresaba; después de tres días de tenerlo con el cannabis, a dosis muy baja, regresó”, relató.
Aunque los padres celebraron la iniciativa del Ejecutivo para regular el uso terapéutico de la mariguana, advirtieron que la normatividad debe contemplar todos los derivados de la cannabis y  permitir la importación y la producción de la planta de mariguana.