Staff Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El 61 por ciento de los infartos que se atienden en el ISSSTE corresponde a hombres, pues esta patología afecta más a la población masculina de 40 a 65 años, señaló José Alfredo Merino, coordinador de Servicios Modulares del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre.
Por cada mujer que padece una enfermedad del corazón, cuatro hombres la desarrollan, debido a que carecen de estrógenos, explicó en un comunicado.
Esa hormona femenina mejora la asimilación de las grasas, lo que impide que se acumulen en las arterias, detalló.
De acuerdo con el especialista, la herencia genética, el tabaquismo, la obesidad, el sedentarismo, la diabetes, la hipertensión y la dislipidemia son factores de riesgo para sufrir un infarto al miocardio.
Detalló que los síntomas de alerta de un ataque al corazón son dolor en el pecho, náuseas y sudoración profusa.
Ante la menor sospecha de infarto, recomendó acudir a un hospital, realizar un electrocardiograma y, en su caso, un protocolo de estudios que diagnostiquen algún problema del corazón.
Para disminuir el número de muertes ocasionadas por infarto al miocardio, el instituto desarrolla el programa AsISSSTEInfarto, con el objetivo de homogeneizar la atención integral del infarto en las salas de urgencias, destacó.
En la primera etapa, esta iniciativa operará en el área metropolitana de la Ciudad de México y beneficiará a 3 millones 336 mil 169 derechohabientes, entre los que se encuentran más de medio millón de hombres con riesgo de sufrir un infarto, sostuvo.
Y en el marco de la campaña “Febrero, mes de la salud del hombre”, exhortó a los varones a realizar estudios en sus clínicas para identificar factores de riesgo asociados a enfermedades.