Carlos Gutiérrez Gutiérrez

Contra el discurso oficial que habla de una inflación menor al 3%, “en la vida real, los productos se han encarecido entre un 20 y 25% en lo que va del año”, sostuvo Rubén Berumen de la Cerda, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco).
El incremento a los energéticos, el alza del dólar y los recortes al presupuesto, han sido claves para el aumento en los procesos de prácticamente todos los productos, afirmó el dirigente del comercio organizado quien criticó a las autoridades responsables de medir la inflación en México.
“En la vida real, los productos se han encarecido entre un 20 y 25% en lo que va del año, y eso lo saben muy bien las amas de casa y quienes acuden a hacer las compras cada semana o cada 5 días”, dijo, al hablar del impacto que ha tenido a la economía la subida del dólar, los recortes y los aumentos a los energéticos.
En una respuesta puntual que da el mercado ante el aumento de los insumos, los productos necesariamente tenían que subir, era ilógico pensar que los productores y comercializadores pudieran absorber tanto tiempo los aumentos constantes a energéticos y el deslizamiento del dólar, apuntó Berumen de la Cerda.
Consideró que las mediciones que realiza el INEGI y que el Gobierno Federal vende como un logro, en realidad “son cifras maquilladas, porque los aumentos a los precios están a ojos de todos, no necesitamos que alguien venga a decirnos que han aumentado y que la inflación se ha mantenido baja, porque nadie lo cree”.
El sector comercio organizado en la Canaco, es la cadena de distribución más grande en donde se venden de manera legal las mercancías y en este sector “nos damos cuenta de los aumentos que los productores tienen que hacer a sus productos y servicios, derivados del incremento de materias primas”.
Dijo que el aumento a la gasolina, al diésel, que se requiere para mover el grueso de las mercancías en el país, el aumento a la luz eléctrica, por sí solos, han sido factores que han incidido en este aumento de precios.
En el caso del dólar, cuya cotización está ya encima de los 20 pesos, también ha contribuido a que ahora se encuentren más caros determinados productos y servicios, pues al iniciar el año estaba en unos 13 pesos y ahora es 7 pesos más caro, esto necesariamente impacta en un alza de precios de productos y servicios que están directa o indirectamente ligados a esta moneda.
Agregó que otro factor que ha incidido en el aumento silencioso de precios ha sido un menor gasto del Gobierno Federal.
“Los recortes al presupuesto también han contribuido a una baja de la actividad económica, porque el modelo de economía que tiene México depende en gran medida del gasto público; el Gobierno gasta, hay dinero en circulación, si el Gobierno no gasta, entonces hay contracción de la actividad económica”, explicó el dirigente de la Canaco.
Finalmente, apuntó que la mejor prueba que las personas pueden hacer para comprobar que sí ha habido aumento de precios es que revisen las cuentas de hace un año, o las de inicio de este mismo año y se darán cuenta que ha habido un deslizamiento de precios mucho mayor que el que acepta y difunde el Gobierno, apuntó.