Con un aumento de 1.50 pesos al pasaje en los camiones urbanos, ayer concluyó la mesa de negociaciones entre el Gobierno del Estado y los miembros de la Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes (Atusa).

Este incremento entra en vigencia hoy lunes 21 de noviembre, por lo que los concesionarios se comprometieron a normalizar el servicio.

Ayer, los titulares de la Secretaría General de Gobierno y de la Secretaría de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial, Alejandro Bernal Ruvalcaba y Juan Carlos Rodríguez García, respectivamente, informaron que finalizaron las negociaciones que se llevaron a cabo durante los últimos dos meses con los líderes de Atusa.

Los funcionarios dieron a conocer que “con el propósito de no lastimar la economía de las familias aguascalentenses, el incremento a la tarifa del pasaje es de únicamente 1.50 pesos”.

Tras semanas de trabajo y negociación, en las que se descartó por completo un incremento de 3 pesos, ayer domingo se llegó a este acuerdo no sin antes garantizar el cumplimiento de las demandas de los usuarios, por lo que todas las modalidades de transporte público taxis, combis y camiones urbanos, están sujetos al cumplimiento de una carta compromiso donde se obligan a la urgente modernización del parque vehicular y elevar la calidad del servicio que prestan a la ciudadanía.

De esta forma, las tarifas de los camiones urbanos se establecen en 7.50 pesos el pasaje, el banderazo en taxis en 12 pesos, y las combis con un incremento de 1.50 pesos por recorrido. La tarifa para estudiantes no se modifica bajo ninguna circunstancia, y continúa en 2.50 pesos por recorrido.

En los últimos seis años no se había realizado incremento alguno a las tarifas de las tres modalidades de transporte.

Es insuficiente: concesionarios

No es suficiente, pero por el momento están conformes, señaló el dirigente de la concesionaria Atusa, Alejandro Arriaga Ramírez, en torno al incremento de 1.50 pesos en el costo del pasaje del transporte urbano autorizado el día de ayer; dijo que con este aumento no pueden comprometerse con los usuarios a brindar un servicio dotado de tecnología, sin embargo, aseguró harán su mayor esfuerzo a fin de complacer a la ciudadanía.

“Naturalmente que no cubre nuestras necesidades, pero haciendo un esfuerzo por la ciudadanía, vamos a reanudar el servicio y trabajaremos tratando de manera eficiente nuestros recursos. Para un gran proyecto de movilidad, sí nos quedamos cortos”, explicó Arriaga Ramírez.

Señaló que no será hoy cuando se reestablezca al 100% el servicio pues, al ser un día festivo, no es necesario que el total de las unidades circulen, no obstante, adelantó que en los próximos días los camiones que cuenten con las condiciones, saldrán a trabajar.

“Este lunes es un día festivo o semifestivo, pero vamos a tratar de dar el servicio lo más completo que se pueda, vamos a tratar de hacer el servicio lo más eficiente posible”.

Cabe recordar que en entrevistas anteriores, el dirigente de la concesionaria declaró que de las 700 unidades con las que se cuenta, el 20% presenta fallas mecánicas que les impide salir a ofrecer el servicio.

“Esto se logró luego de muchas mesas de negociaciones, pero ya por fin hubo un acuerdo, aceptamos $7.50; el estudiante queda en la misma posición”, confirmó.

Al cuestionarle sobre cómo es que fue que accedieron a menos de los 9 pesos que solicitaban, el entrevistado destacó que al representar a una empresa socialmente responsable, cuando no se obtiene lo que se necesita, se acepta lo que se tiene.

En cuanto a los beneficios que obtendrán los operarios del transporte urbano luego del incremento en la tarifa, dijo que primero tendrán que hablar con el sindicato a fin de ver cómo se puede favorecer al gremio; “tendremos que cuadrar datos, pero necesariamente tendrán un incremento en el salario”, concluyó.