Su unión es sagrada

Gustavo y Andrea juran amor eterno ante la virgen

Finalmente, el día más especial de Gustavo Calzada Martínez y Andrea Espinoza Estala llegó, al contraer nupcias en el templo de Nuestra Señora del Rosario (La Merced).
Al recinto arribaron también sus padres, Jorge Espinoza y Elsa Estala por parte de la novia, así como Gustavo Calzada y Guadalupe Martínez por parte del novio, para ser parte de este enlace entre sus hijos.
Sus padrinos de velación fueron José Ramón Franco Andrade y María Elena Calzada, quienes con gran compromiso participaron y atestiguaron la conformación de la institución sacramental en la pareja.
El siervo de Dios los recibió y momentos antes de iniciar el rito que los consagraría como esposos, los bendijo para que su vida conyugal rinda buenos frutos y elevó sus plegarias para que Dios bendiga esta unión y así perdure para toda la vida, invitación que hizo al resto de la concurrencia para hacer un acompañamiento más emotivo para los esposos.
Para celebrar esta importante ocasión, los recién casados brindaron con sus invitados en una emotiva recepción llevada a cabo en el salón Misión San Antonio, donde recibieron muchas congratulaciones por parte de sus familiares y amigos más cercanos.